Monteblanco promocionará los productos Andaluces a través de su iniciativa Gourmet

0

El Circuito Monteblanco ha suscrito un acuerdo de colaboración con Quesos Doñana, Bonares; Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro, Rociana del Condado; Bodegas Rubio – Brandy Luis Felipe, La Palma del Condado; La Serranía de Jabugo, Cortegana; y Aceitesdeandalucía.com, Sevilla. Se trata de empresas de reconocido prestigio en la categoría gourmet que se promocionará en las instalaciones de Circuito Monteblanco a la par que nutrirán la carta de productos de su restaurante.

El gerente del circuito, Francisco Vázquez, se congratuló de contar con una terna de empresas que dignifican la calidad gastronómica de Andalucía y que Monteblanco se enorgullecerá de promocionar a un perfil de clientes europeo de alto poder adquisitivo y con un interés natural por conocer los tesoros gastronómicos de nuestra tierra.

Así lo apostilló también el director comercial del circuito, Gonzalo Gobert, quien puso el acento sobre el compromiso social de la entidad con el entorno. De otro lado añadió que, en el actual contexto económico, un gran número de proyectos de exportación fuera de nuestras fronteras necesitan de importantes campañas de promoción que capten futuros clientes potenciales. Bajo este análisis, recordó, Circuito Monteblanco es una ventana al exterior idónea, pues por sus instalaciones pasan cada año cientos de periodistas y personalidades de todo el mundo. Precisamente por ello se imponen nuevas estrategias para aprovechar las sinergias de los clientes europeos que llegan a las instalaciones del circuito Monteblanco. Desde esta filosofía surge la iniciativa Monteblanco Gourmet, a través de la cual se facilita a los colaboradores el llegar a potenciales clientes que degustarán una porción de lo mejor de nuestra tierra.

La terna de empresas comienza con Quesos Doñana, una empresa artesanal de reciente cuño que ha sabido heredar las recetas y el modelo tradicional ancestral, recuperando el mimo por trabajar con la mejor materia prima. En su carta de productos figuran quesos tiernos, maduros, crudos o curados, todos ellos atendiendo a los más estrictos cánones de calidad como refrendan distinciones y premios como el Oro al mejor queso obtenido en los Word Cheese Awards.

En el sector vitivinícola la Cooperativa Nuestra Señora del Socorro es una entidad que ha sabido preservar la solera de trabajar con la mejor materia prima. De hecho se trata de la primera empresa de economía social que apostó por utilizar bocoyes de acero inoxidable para conservar sus caldos jóvenes, una apuesta por la vanguardia que ha tenido como resultado el alumbramiento del primer Tinto con uvas autóctonas del Condado. Entre su más selecta carta de caldos brilla con luz propia el blanco afrutado Viña Gamo, el cual se circunscribe a esta gama de productos que goza de enorme prestigio.

En cuanto a La Serranía de Jabugo huelga recordar que es una de las empresas que han prestigiado la comercialización del ibérico. El secreto de su calidad radica en sus cabañas donde el ganado es criado en condiciones naturales en las dehesas de la Sierra de Huelva. La trazabilidad del producto sigue un riguroso control para obtener las mejores piezas, dando como resultado unas insuperables chacinas y jamones que dignifican el origen jabugo.

En el campo del denominado oro líquido Monteblanco ha apostado por una empresa especialista en productos gourmet como es www.aceitesdeandalucia.com. Su aceite basilippo es toda una referencia mundial, que no sólo encumbran hasta excelsos niveles la marca Andalucía, si no que cuidan todos los eslabones de la cadena; desde la imagen, pasando por el embase y el exquisito servicio. Todo ello como elemento de valor añadido, ya que el verdadero tesoro es el interior: un aceite que colma las exigencias culinarias más altas en las que puede medirse la calidad de este producto.

De cara a las bebidas espirituosas la marca elegida ha sido Bodegas Rubio de La Palma del Condado. El prestigio de su Brandy Luis Felipe define por sí sólo los parámetros de calidad que sólo el tiempo puede otorgar a la solera de un brandy. Un proceso ancestral donde los caldos envejecen en botas de roble americano dispuestas en “cachones” o “andanas”, unas sobre otras. Un producto final representa el mágico recorrido de botas hasta llegar al nivel inferior donde anida el producto de mayor solera y se extrae este exquisito manjar líquido. En su amalgama de productos también encontraremos sus vinagres de solera que aportan a los platos sabores únicos.

Compartir.

Leave A Reply