El Puertollano corta de raíz la racha del San Roque de Lepe al derrotarlo por 0-1

0

Fotos: Julián Pérez

San Roque-Puertollano. Jugada de los locales. (Julián Pérez).Se cortó de raiz la racha del CD San Roque de Lepe por culpa de un partido en el que se torció todo desde el principio y que no fue capaz de enderezar, puesto que el rival, el Puertollano, puso sobre el camino todo tipo de dificultades que los locales fueron capaces de superar, ni siquiera que el rival se quedase con 9 jugadores, eso sí, sólo jugó unos minutos, jugar es un decir, con esos 2 futbolistas menos, según recoge la web oficial del San Roque de Lepe.

San Roque-Puertollano. El entrenador local. (Julián Pérez).Y eso que los de Sergio Lobera tardaron menos de un minuto en tener la primera opción de ataque, un tiro de Óscar que se escapó demasiado cruzado. Lo siguiente que ocurrió fue que los visitantes se adelantaron en el marcador; era el minuto 6 y el colegiado López Puerta señaló una falta muy dudosa de Julio de Dios. El libre directo fue ejecutado por Encinas a la escuadra de Pau, que no pudo hacer nada ante el disparo. Fue lo único bello y digno de mención que hizo el Puertollano en todo el choque, puesto que desde ese mismo instante las pérdidas de tiempo fueron constantes, todo ello con la permisividad arbitral. Y también fue permisivo el colegiado madrileño con la dureza del equipo industrial, que jugó demasiado al límite del reglamento, como en el minuto 7, una entrada innecesaria, dura, abajo, por detrás y sin balón de por medio de Aridani sobre Cheli que no fue merecedora ni de cartulina amarilla.

Por cierto que en el lanzamiento de esa falta llegaron hasta 3 oportunidades para el empate: Vidal botó la falta, peinó Hornillo y la defensa mandó a córner sacando la bola bajo los palos; ese lanzamiento de esquina se paseó primero por el área de Nacho sin rematador y luego Fernando lanzó un derechazo en el segundo palo que no encontró portería. Las órdenes de Jacobo Maestre a los suyos eran claras: repliegue intensivo, siempre 10 jugadores por detrás de la pelota y cortar cualquier atisbo de avance de jugada trenzada del San Roque por todos los medios posibles; como ejemplo, un intento de cortar la pelota sacada desde atrás del equipo aurinegro que terminó con Álex Hornillo necesitando asistencia médica.

Con esas premisas, el peligro del San Roque llegó por donde menos se esperaba, es decir, en jugadas de estrategia: en ellas, Pereira tuvo gran protagonismo, como la del minuto 24, cuando éste remató sobre la meta rival, obligando de nuevo a la defensa a sacar bajo palos. Ciertamente, el público iba indignándose a cada momento con las pérdidas de tiempo de los jugadores visitantes, mientras también se exasperaba por los fallos en el remate de los suyos, como el de Cheli en el segundo palo, que obligó a Nacho a hacer la parada de la tarde. Antes del descanso, Pereira la tuvo de nuevo, pero su remate en semifallo no acabó dentro a pesar de la buena posición del centrocampista local.

San Roque-Puertollano. Aspecto de la grada. (Julián Pérez).A la vuelta de vestuarios Sergio Lobera dio entrada a Ekedo buscando mayor presencia en el centro del campo, pues por lo reseñado anteriormente, es fácil inferir que el partido se jugaba más a lo que quería el Puertollano que a lo deseado por el técnico lepero. Al principio, la cosa cambió algo y el San Roque llegó por fin en jugada combinada, que culminó con un centro de Cheli, la dejada de Óscar y Fernando no pudo remacharla. En cualquier caso, el partido volvió a su guión anterior: juego básicamente interrumpido cada poco, poca circulación y pocas llegadas en jugada. Así, de nuevo tuvo que llegar la ocasión a balón parado, un balón frontal de Vidal que remató Pereira cruzado.

A todo esto, el Puertollano se había quedado con un jugador menos al ver Ormazábal la su segunda cartulina amarilla. De forma que el dominio se intensificó y las llegadas fueron continuas. A falta de un cuarto de hora para el final, los locales metieron una marcha más y los visitantes se vieron asediados. El empate pudo llegar en varias tentativas, dos de ellas especialmente buenas; primero en el minuto 74, un doble remate a bocajarro, el primero sacado por la defensa y el segundo por un jugador aurinegro con Nacho batido; y luego un error infantil de Pomar en el despeje que no aprovechó Fernando absolutamente solo ante el meta rival.

Con 5 minutos por delante la tuvo Pereira, un disparo frontal que se escapó ligeramente alto; y luego una internada de Pedro Marques que terminó con su disparo en el cuerpo de un defensa cuando buscaba la portería. Justo en el minuto 90 Aridani era expulsado con roja directa por agredir al portugués Marques, pero el colegiado sólo añadió 4 minutos, durante los que no se jugó más de 10 segundos seguidos, por lo que la inferioridad numérica rival fue puramente anecdótica.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies