Mari Luz murió asfixiada por sumersión, por lo que estaba viva cuando fue arrojada a la ría de Huelva

0

Foto: Julián Pérez

La pequeña Mari Luz Cortés murió por asfixia por sumersión, es decir que estaba viva cuando entró en contacto con el agua de la ría de Huelva. Así lo han asegurado esta mañana en el juicio los forenses que le practicaron la autopsia el mismo día en el que apareció el cuerpo. La muerte de la pequeña se produjo al menos cuatro semanas antes, lo que significa que pudo morir el día de su desaparición.Los forenses han explicado durante su declaración que la niña tenía que estar viva cuando fue arrojada al agua de la ría, lo que se explica por el hallazgo en la médula espinal de unas microalgas que evidenciasn que respiró agua y el torrente sangíneo estaba aún activo.
En cuanto a la fecha de la muerte, no pudieron decir con exactitud el día concreto de la muerte, pero sí que fue al menos cuatro semanas antes, al haberse encontrado el cadáver en un proceso de saponificación, que quiere decir que se para la putrefacción, algo que ocurre como mínimo a las cuatro semanas de la muerte y es frecuente en niños de corta edad y en casos de inmensión.

También han detallado que la autosia no revela evidencias de que sufriera una agresión sexual, lo cual no quiere decir que no se pudiera abusar de ella al ser imposible determinar si hubo algún tipo de tocamientos.

Otro detalle que han relatado está relacionado con diversas lesiones encontradas en el cráneo y en el hemitórax izquierdo, así como en una rodilla y en una muñeca. En ningún caso estas lesiones fueron la causa de su muerte, pero determinan que la pequeña debió ser agarrada de manera muy violenta, sobre todo por los hematomas del costado.

También es significativo el hecho de que ninguna de estas lesiones hubiera producido sangrado, lo que explica que no se haya encontrado rastro alguno de sangre de la niña. La lesión craneal provocada por un golpe no le causó la muerte, pero sí un estado de alteración de la conciencia, aunque sin llegar a entrar en coma profundo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies