Este viernes queda visto para sentencia el juicio por la muerte de Mari Luz sin que la familia tenga que declarar.

0

Fotos: Julián Pérez.

La familia de Mari Luz Cortés no se verá sometida al estrés añadido de tener que subir al estrado, tal como estaba previsto en la jornada de este viernes, día en el que acaban las sesiones del juicio en el que se juzga la muerte de la pequeña el 13 de enero de 2008. El padre, Juan José Cortés, ha dado las gracias a todas las partes y ha agradecido en especial la buena disposición del tribunal, que ha entendido que la declaración de los familiares no aportaría nada nuevo, salvo dolor a sus propios integrantes. Lo que se mantiene para este viernes es la concentración de apoyo, prevista para las 17.00 horas ante las puertas de la Audiencia Provincial. (FotoLa situación, de haberse producido la declaración, hubiera podido ser insostenible para alguno de los miembros de la familia, que han vuelto a revivir todo el drama acumulado en estos tres últimos años. Pocos datos podían aportar en estos momentos los familiares, salvo detalles humanos que son de sobra conocidos y que no aportarían nada a lo que es la determinación de la culpabilidad o no de los acusados.

Juan José Cortés, siempre comedido, siempre controlando su dolor, llegó a decir que no respondía de sí mismo si era llamado a declara y tenía que ver a los presuntos asesinos de su hija. La familia ha acumulado un estrés brutal, tanto por tener que revivir lo ocurrido como por la presión social y mediática a la que han estado sometidos.

La familia de Mari Luz ha logrado su propósito de no tener que sufrir más de lo que ya lo ha hecho y además espera del calor de los onubenses con la sentada pacífica que han convocado para las cinco de la tarde del viernes. El juicio estará para entonces visto para sentencia, pero el recuerdo de lo ocurrido podrá desparecer nunca.

Compartir.

Leave A Reply