Contundente. Por Paco Morán

0

El presidente del Decano estuvo ayer en la tertulia de Antena Huelva Radio. Hubo muchas aseveraciones que entraban en buena lógica con el pensamiento común, dado que no se puede estar cambiando de consejo de administración todas las semanas. Es decir, que José Miguel de la Corte seguirá siendo presidente del Recreativo la próxima temporada. Y también defendió al técnico Carlos Ríos, quien tiene toda la confianza del consejo y del que dijo que jamás estuvo cuestionado. Hombre, si miramos los números a día de hoy de Ríos está en disposición de mantener al equipo en la categoría. Si hacemos una regla de tres, Carlos Ríos obtendría un total de 61 puntos. No tuvieron ni un solo ápice de desperdicio las palabras de De la Corte, que no dudó en anunciar para el futuro inmediato la desaparición si el club bajaba a Segunda División B.

Por eso es tan importante la participación de todos, que todos debemos contribuir en la medida de nuestras posibilidades a mantener el equipo. Está en la mente de todos que la plantilla da de sí lo que da de sí. No se puede dar la baja a diez jugadores, por lo que incluso los menos válidos deberán aportar lo que puedan cuando se les exija. La menos buena de las plantillas del Recreativo en los últimos veinte años, es la que deberá echar el resto para dejar al equipo en Segunda.

Y también habló De la Corte de la rebaja en el presupuesto que el club hará. Es algo tan inevitable como ver a un presentador homosexual en Tele 5. La vaca no das más leche. Con los ingresos por socios, televisión y prácticamente nada de publicidad, el club no podrá pagar más de 60.000 euros al año a cada jugador. Tal vez usted se preguntará que si pagando esos sueldos el club puede ser competitivo. No hay más solución que esa si se quiere sobrevivir. La política de gatos debe reducirse al mínimo por la sencilla razón de que no habrá más que tres millones de euros de ingresos. Y eso siendo muy generoso. Cantera y sólo cantera es el camino. La ciudad deportiva del Recreativo como la mejor inversión realizada por al anterior consejo, debe ser la única esperanza. Para la próxima temporada la plantilla de profesionales no debe superar el número de quince; el resto, gente de cantera. No hay más fórmula para sobrevivir y pagar la deuda.

Compartir.

Leave A Reply