La alcaldesa de Isla Cristina y el presidente de la Hermandad del Rocío formalizan la cesión del local de la plaza Diego Pérez

0

La alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca, y el presidente de la Hermandad del Rocío de la localidad, Francisco Amorós, han suscrito el convenio que formaliza la cesión del local de propiedad municipal que actualmente ocupa la misma en el número 14 de la plaza Diego Pérez Pascual de la localidad.

La duración del citado convenio será indefinida, mientras se mantenga la actividad a la que se destina, con respeto a los límites máximos que en cada momento señale la normativa aplicable.

Tras la firma, ambas partes han mostrado su satisfacción por esta cesión, con carácter gratuito, y que ya fue acordada previamente en sesión plenaria por parte de la actual Corporación municipal.

En el convenio firmado se indica además que dicho local se destinará a los fines propios de la Hermandad, necesitándose autorización previa y expresa por parte del Ayuntamiento para modificar el destino del mismo.

“Salvo expresa y previa autorización municipal no podrán desarrollarse en el local actividades que puedan considerarse molestas, nocivas o peligrosas, cuidándose especialmente de no generar ruidos que pudieran producir molestias al vecindario”, añade.

De igual modo, “no podrán realizarse obras en el local sin la previa autorización municipal. En cualquier caso será de cuenta de quién las haya ordenado los perjuicios que eventualmente pueda reclamar la propiedad al Ayuntamiento por estas obras y por cualesquiera otros daños que se ocasionen al mismo”.

No obstante lo anterior, “el Ayuntamiento –advierte el convenio- podrá revocar temporal o definitivamente el permiso de uso del local tanto porque se produjese algún incumplimiento del presente convenio como porque, a su juicio, se presentase una necesidad más perentoria que atender con el local y no dispusiera de alternativa adecuada para la misma”.

“Cuando por cualquier causa la Hermandad –concluye el documento firmado- cese en el uso del local, deberá dejarlo al menos en las mismas condiciones que lo recibe, teniendo derecho a retirar cuantas pertenencias e instalaciones haya efectuado, siempre que puedan retirarse sin menoscabo de las condiciones iniciales del local”.

En el convenio también se recuerda que la Hermandad del Rocío es una entidad sin ánimo de lucro, que tiene entre sus fines, además de los estrictamente religiosos, la práctica de la caridad entre los propios hermanos y la colaboración en la actividad social y caritativa de la Iglesia, a tenor de las posibilidades de la misma; así como dedicar al menos un quince por ciento de sus ingresos brutos para obras de caridad y para las necesidades de la iglesia universal y diocesana, participando generosamente en las campañas del Domund, Iglesia Diocesana, Seminarios, Cáritas, etc., motivo por el que se considera adecuado a los intereses generales de la ciudad el facilitar a dicha Hermandad un local adecuado donde desarrollar las diversas actividades que ejecuta a lo largo del año.

Compartir.

Leave A Reply