Las salas de fisioterapia del Distrito Huelva-Costa ofrecieron en 2010 tratamiento rehabilitador a cerca de 4.200 personas

0

Un total de 4.188 personas se benefició el año pasado de las asistencias que prestan las salas de fisioterapia pertenecientes al Distrito Sanitario Huelva-Costa, que se encuentran ubicadas en las localidades de Puebla de Guzmán, Isla Cristina, Lepe, Ayamonte y Aljaraque, a las que se sumará próximamente una sexta en Punta Umbría. Estos dispositivos realizaron, en 2010, 36.727 asistencias tanto a vecinos de estas localidades como a las de su entorno próximo, de las que 34.715 fueron sesiones individuales, 1.377 grupales y 635 visitas domiciliarias a pacientes inmovilizados y sus cuidadoras.

La puesta en marcha por parte de la Consejería de Salud de esta presta-ción en atención primaria, con anterioridad vinculada en exclusiva al ámbito hospitalario, es una de las principales estrategias incluidas en el Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas impulsado por el Gobierno autonómico, que pretende facilitar el acceso de los pacientes a los servicios de rehabilitación y fisioterapia en sus propios municipios, posibilitando también la compatibili-dad de la atención familiar y la actividad laboral de las cuidadoras.

En concreto, estos dispositivos del Distrito Huelva-Costa ofrecen trata-miento rehabilitador a los pacientes que pueden ser tratados en las salas y a las personas que se encargan del cuidado de grandes discapacitados. Entre sus ventajas se encuentra el uso de técnicas como la cinesiterapia, basada en el movimiento; la electroterapia, que consiste en la aplicación de calor en las zonas afectadas, o la mecanoterapia, un método que se realiza a través de masajes específicos.

Su actividad también incluye la aplicación de la modalidad de tratamiento grupal para el abordaje de determinadas dolencias, así como a mujeres que acaban de sufrir la amputación mamaria (mastectomizadas), a las que los profesionales sanitarios muestran medidas preventivas.

Del mismo modo, los fisioterapeutas, acompañados de las enfermeras comunitarias y gestoras de casos de los centros de salud, realizan visitas domiciliarias para la valoración de los discapacitados que se encuentran en sus casas y de sus cuidadoras. El objetivo de esta actuación es asesorar a estas personas y trasladarles recomendaciones (como la higiene postural) que redunden en la calidad de vida de los pacientes que tienen a su cargo. A ello suman la participación en los talleres formativos organizados con objeto de respaldar la labor de las cuidadoras de las personas dependientes y descar-garlas del desgaste tanto psicológico como físico que sufren por su situación.

Unidad móvil

El Distrito Huelva-Costa también dispone de una unidad móvil de fisio-terapia que acerca estos tratamientos a las personas con especiales dificulta-des para desplazarse al hospital, dadas sus condiciones de habitabilidad o por la presencia de patologías que se lo impidan. Se trata de otra medida incluida en el Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas.

El equipo móvil, integrado por cuatro fisioterapeutas, un médico rehabilitador, cuatro celadores-conductores, un terapeuta ocupacional y un auxiliar administrativo, complementa la atención domiciliara que se presta desde las salas de fisioterapia.

Los destinatarios de este servicio son pacientes que presentan patolog-ías neurológicas, problemas en el aparato locomotor, enfermedades reumáti-cas o que se han sometido a intervenciones ortopédicas, tales como implantes de prótesis de rodilla o cadera. También atiende a personas que han permanecido durante una larga temporada encamadas u hospitalizadas y requieren de tratamientos rehabilitadores, e igualmente participa en los talleres dirigidos a cuidadoras de grandes discapacitados.

Del total de visitas realizadas por el equipo móvil, 6.009 correspondie-ron a los fisioterapeutas, 575 al médico rehabilitador y 802 al terapeuta ocupacional, una figura que se puso en marcha dentro de los dispositivos de rehabilitación en atención primaria al objeto de facilitar la reintegración a la vida cotidiana de las personas que han sufrido una importante discapacidad o un deterioro funcional tras de un accidente o enfermedad.

Compartir.

Leave A Reply