Mario sube, Huelva baja. Por Rafael P. Unquiles

0

INSISTO: ALGUIEN en el PSOE está obligado, de una vez por todas, a explicar cuáles son los méritos políticos que tiene contraídos Mario Jiménez para haber sido elevado a los altares del socialismo andaluz. Méritos reales y no vanas generalidades como las que le adjudica el presidente de la Junta y secretario regional del partido, José Antonio Griñán, cuando dice que es un gran estratega. ¿Gran estratega? Por qué. Hay que concretar. Dar detalles. Explicar a la opinión pública esas brillantes y exitosas actuaciones que supuestamente han servido a Mario para labrarse un futuro en la alta política andaluza. Aclarar si es licenciado o diplomado. Y en el caso de ser diplomado, mostrar el título y dar a conocer a qué le acredita. Llenar de contenido una figura en cuyo interior sólo Griñán ve algo. En Huelva, en cambio, no se aprecia nada. ¿Realmente los socialistas onubenses consideran que Mario es la persona adecuada para dirigir su destino? Me cuesta creerlo. Intento recordar sus últimas hazañas y sólo me vienen a la mente clamorosos fracasos. Especialmente dos: la salvación de Astilleros y el Pacto por Huelva. Mario dijo que iba a salvar los astilleros y resulta que se nos han muerto. Del todo. Ése es uno de sus enormes méritos. Y otro haber impulsado, en compañía de la candidata socialista, Petronila Guerrero, el Pacto por Huelva, suscrito por la Diputación, los empresarios y los sindicatos UGT y CCOO para defender a sectores esenciales de la economía provincial de ataques externos. Menudo fiasco. A la vista está. Da la impresión de que Mario sólo sirve para insultar a los funcionarios, para llamarlos fascistas. Increíble: lo único claro es que mientras Mario sube, los onubenses bajamos. Y bajamos y bajamos… ¿Será esa su gran estrategia?

Compartir.

Leave A Reply