Aeropuerto: ¿El cuento de la lechera de Petronila Guerrero?

0

El anuncio por el Ministerio de Fomento de que va a seguir adelante con la tramitación administrativa del futuro aeropuerto de Huelva, en el enclave Cartaya-Valdemarina, ha vuelto a levantar mil expectativas y no menos reacciones. La cautela sería una buena compañera de viaje cuando del aeropuerto de Huelva se trata, una infraestructura de la que se habla desde el año 1969. Sólo hay que ver algunos datos y ver las declaraciones de los responsables del proyecto para comprobar que el aeropuerto sigue siendo una sombra que Huelva persigue con ahinco, pero a la que será difícil, muy difícil, darle caza.El dato es real. El diario Odiel de 19 de julio de 1969 titulaba: “Aeropuerto para Huelva. Se construirá en Moguer”. Quien lo anunciaba era el gobernador civil de entonces que hablaba de lo bien que iban todos los trámites.

42 años después quien encabeza las proclamas aeroportuarias es la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, que ha seguido los pasos iniciales de su antecesor en el cargo, José Cejudo.

Otro dato real. El aeropuerto de Ciudad Real (ahora en quiebra por cierto) fue declarado de Interés General en el año 2002 y comenzó a operar el 18 de diciembre de 2008. Seis años entre ese trámite, presentado aquí en Huelva en 2009 como el paso casi definitivo, y la apertura. Si se cumplieran los mismos plazos en Huelva contaríamos con aeropuerto para el año 2015.

Pero en el caso de Huelva la concreción de la iniciativa va mucho más lenta, sobre todo porque se precisa de un capital que, a fecha de hoy, resulta impensable se vaya a reunir. En Ciudad Real, cuando se declaró de interés general había una sociedad privada detrás del proyecto con el dinero preparado. Aquí lo único que hay son buenas palabras e intenciones.

En noviembre de 2005 se presentó un estudio de viabilidad realizado por Airport Asesores en el que se hablaba de una inversión de 100 millones de euros. La inversión a día de hoy seguro que supera ya los 200 millones de euros. La cifra es mareante y salvo para algún jeque árabe un imposible, sobre todo después del fiasco en el que se ha convertido el de Ciudad Real, la crisis galopante y las cautelas con las que ahora se tienen que andar bancos y cajas, sobre todo éstas, a la hora de realizar inversiones. A favor de Huelva, el creciente sector turístico que le otorga mejores perspectivas que al de Ciudad Real.

En 2005, el entonces presidente de la Diputación, José Cejudo, declaraba en el acto de presentación del estudio de viabilidad: “El siguiente paso es conformar un grupo empresarial que sea capaz de gestionar de forma privada el aeropuerto”. Entra tanto optimismo indicó que el aeropuerto podría estar operativo en cinco años, 2010.

Tres años después, Petronila Guerrero comentaba a los periodistas su encuentro con la ministra Magdalena Álvarez y decía: “Tanto ella como yo somos muy prácticas, por lo que vamos a hacer una tramitación fácil y rápida, sin perder ni un minuto”. Era junio de 2008.

Tres años después lo único cierto de este proyecto es que el Gobierno anuncia en agosto de 2008 que lo va a declarar de interés general, pero tarda un año (agosto de 2009) en publicarlo en el BOE. ¿Esa era la rapidez a la que se refería Petronila Guerrero?

En marzo de 2010 la sociedad promotora del proyecto aprueba el documento inicial de planificación y un año después, marzo de 2011, Fomento anuncia que va a seguir con la tramitación administrativa de la opción Cartaya-Valdemarina.

El siguiente paso será enviar a Fomento el Plan Director del Aeropuerto, algo fácil a juzgar por las declaraciones de Petronila Guerrero en el sentido de que todo está listo.

Mucho nos tememos que a este ritmo tan… frenético y de agilidad administrativa dentro de diez años estemos haciendo un nuevo recopilatorio de tan extensa historia. Con todo, lo más complicado no va a ser culminar los trámites burocráticos sino encontrar a los inversores de un proyecto que cuando se vaya a construir puede rondar los 500 millones de euros y tiene como competencia directa a dos aeropuertos (Sevilla y Faro) a una hora de distancia. ¿Llevará razón el directivo de Iberia que dijo que este proyecto no era viable y estaremos todos perdiendo el tiempo?

Compartir.

Leave A Reply