Ecologistas en Acción califica de “chapucero e inservible” el Plan de Calidad del aire de Huelva

0

En el plazo de apenas dos meses, dos importantes planes referidos a la contaminación en la zona industrial de Huelva han estado expuestos a información pública. Ecologistas en acción de Huelva, según se recoge en su página web, ha presentado alegaciones a ambos documentos, haciendo propuestas de cambio ante las importantes carencias del plan de Calidad Ambiental de Huelva y solicitando la retirada del Plan de Calidad de aire de la zona industrial de Huelva por chapucero e inservible.

Ecologistas en Acción considera en una primera alegación que para formular adecuadamente el Plan de Calidad Ambiental de Huelva, debería haberse hecho un balance explicito de los resultados del anterior Plan de Calidad, cuya vigencia terminó en 2010, ya que en ese periodo se produjeron hechos relevantes como la puesta en marcha o ampliaciones de instalaciones emisoras de varios de los más significados y problemáticos contaminantes (Térmicas de gas, ampliaciones en CEPSA y ENAGAS). Tampoco se valora el impacto de la aplicación de la Directiva IPPC y los criterios seguidos para otorgar las correspondientes Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI) y los resultados esperables y obtenidos del cumplimiento de sus condicionados. Era relevante tener un balance de este periodo, cuando se ha puesto de manifiesto el inadecuado uso de esta herramienta normativa en casos como la AAI concedida indebidamente a Fertiberia, que permitió la continuidad del vertido de residuos en las balsas de fosfoyesos hasta finales del año pasado.

El control de las emisiones de partículas, óxidos de nitrógeno y arsénico exige, a juicio de la asociación ecologista objetivos cuantificables de reducción, a los que deben acompañar investigaciones sobre los efectos producidos sobre la salud de la población y la salud ambiental. En cuanto a la calidad de aguas litorales, Ecologistas en Acción alega que el Plan de Calidad debe recoger la necesidad de no aumentar el riesgo de vertidos de hidrocarburos y la concentración de riesgos en caso de accidente grave , por lo que hay que descartar explícitamente el proyecto de oleoducto para la refinería de Gallardo en Extremadura, así como el proyecto de regasificadora de Villar Mir, o instalaciones similares.

En el programa de residuos y suelos contaminados el Plan debería considerar explícitamente los suelos afectados por la deposición de residuos de la industria de fertilizantes como suelos contaminados y Ecologistas en acción plantea la paralización de las actividades de descarga de lodos tóxicos extraídos de la desembocadura del Odiel en balsas construidas expresamente, y exige el tratamiento de estos residuos adecuado a su composición.

En cuanto a las balsas de fosfoyesos., las alegaciones ecologistas plantean la elaboración de un plan integral de descontaminación de todas las zonas de marisma afectada y cuenca fluvial, devolviendo el dominio público a su estado original o a lo más parecido posible al entorno natural que fue. El Plan debe contemplar la caracterización y diferenciación de los diferentes tipos de vertidos efectuados y catalogación oficial del fosfoyeso como residuo tóxico y peligroso por su elevado contenido en arsénico, metales pesados (plomo, cinc, cadmio, mercurio, etc.) y elementos radiactivos (óxido de uranio y su serie radiactiva principalmente). El Plan de Calidad debería indicar con claridad que todo el proceso de descontaminación debe correr a cargo de las empresas responsables según su grado de daño al medio, según el principio de “Quién contamina paga”, al que habría que añadir, tal como contempla el propio Código penal “ y restaura lo dañado”.

Nada más acabar el periodo de alegaciones del Plan de Calidad Ambiental de Huelva, la Junta de Andalucía puso a exposición pública el Decreto por el que se aprueban los Planes de Mejora de la calidad del Aíre en determinadas zonas, entre las que se incluye la zona industrial de Huelva. A pesar de reconocer que los problemas de calidad de aire de esta zona tienen su origen en las emisiones industriales, este documento rutinario y desganado de la junta de Andalucía se limita a “cumplir” con las oportunas obligaciones electoralistas, planteando una extraña mezcolanza de medidas contradictorias en plazos tan inmediatos como inviables,como el AVE Sevilla- Ayamonte y la segunda autovía a Punta Umbría, sin que sea posible adivinar su relación con la mejora de calidad del aire, sino más bien todo lo contrario .

Medidas como éstas, mezcladas con referencias a cumplimientos de obligaciones legales que vienen de hace años, sin orden, jerarquía de prioridades, plazos credibles ni presupuesto, incumpliendo incluso los mínimos que en esta materia exigen la normativa europea y española, han llevado a Ecologistas en Acción a plantear la retirada de los planes de calidad de aire, incluyendo el de Huelva, al que calificamos como auténtico ejercicio de chapucería sin utilidad ninguna.

Compartir.

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies