Los rocieros moguereños se presentaron ante la Blanca Paloma

0

La lluvia que ha caído durante el fin de semana no ha impedido a la familia rociera de Moguer reencontrase un año más con la Blanca Paloma durante la peregrinación oficial de esta Hermandad a la aldea almonteña.

El centenario camino de la filial fue recorrido una vez más por los peregrinos moguereños, que el pasado domingo se reunieron en la casa-hermandad, situada a escasos metros de la ermita, para acudir juntos, y presididos por su Simpecado, al santuario de la Virgen, donde el sacerdote moguereño Antonio Flores ofició la Santa Misa a las 13.00 horas.

A este acto religioso y de convivencia, que demuestra una vez más la fe y devoción que profesa el pueblo de Moguer a la virgen del Rocío, también asistieron la Hermandad Matriz de Montemayor, que entregó un cesto de flores a la Patrona de Almonte, y las filiales rocieras de San Juan del Puerto, Isla Cristina y Huelva, además de por supuesto la Hermandad de Madrid-Barajas, una asociación amadrinada desde hace una década por la Hermandad del Rocío de Moguer, sin duda una de las más señeras y antiguas de cuantas peregrinan a la romería de Pentecostés,.

Finalizada la eucaristía los asistentes se trasladaron a la casa-hermandad para poner fin a este día de convivencia rociera, que no pudo ensombrecer la climatología, y que se vio enriquecido por el abundante ágape que ofreció la Junta Directiva que preside Manolo Morales.

Compartir.

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies