BARLOVENTO DE HUELVA: ¡No a la guerra!… ¡Sí a la guerra! Por Jimy Pérez Guerrero

0

Dice un amigo mío que Zapatero en el tiempo que le queda es capaz de cualquier cosa y de lo contrario. Porque puestos a tomar decisiones que descolocan a cualquiera, es capaz de todo. Estos 8 años de Gobierno han dado para todo y lo contrario: tancredismo puro y duro.

Pasamos de la política social al recorte de derechos; pasamos de la negociación sindical al decretazo; pasamos de la negación de la crisis a ser el más firme defensor de la productividad; pasamos de las políticas keynesianas como solución a la crisis a la condena del gasto público; pasamos de la crítica al déficit cero a defenderlo ahora con uñas y dientes; pasamos de negociar con ETA a perseguirlos por tierra, mar y aire. Y como postre de un mandato lamentable hemos pasado del ¡NO a la Guerra! Porque en Irak sólo había petróleo, al ¡Sí a la Guerra! Porque en Libia hay petróleo.

Atrás han quedado el talante, la política social, la Alianza de Civilizaciones… y demás fanfarria que adornaba al personaje. Conste que este Zapatero me parece infinitamente mejor que el del pasado. Y me explico: este Zapatero predica el control del déficit (otra cosa es que lo haga), predica el valor de la productividad (otra cosa es que la haga), predica la intervención militar en una guerra cuando se masacran derechos de civiles (como en Irak) y predica acabar con ETA desde la lucha policial y el Estado de Derecho (otra cosa es que por detrás haga otra).

Pero claro, este Zapatero es una enmienda a la totalidad del anterior. Y lo que es peor, este Zapatero es una rectificación constante del Zapatero anterior. Estamos ante el Zapatero solución del Zapatero problema. Es decir, en un Zapatero contra Zapatero (ZP vs ZP) con un damnificado: España.

En el caso de la Guerra de Libia, hace lo mismo que hizo Aznar. Lo mismo. Interviene en una Guerra tras una resolución internacional de la ONU aprobada por mayoría simple, con la abstención de algunos países. Aznar estuvo en la Azores, sí. Pero no mandó un soldado hasta que no hubo resolución, y lo convalidó en el Congreso de los Diputados. Zapatero ha enviado soldados y ha cedido bases antes de su aprobación en el Congreso de los Diputados, tras una resolución internacional. La diferencia está en que en la foto de la Azores estaban los malos, mientras que en París están los buenos, con Sarkozy a la cabeza que hambriento de protagonismo ha enderezado la postura tibia que seguía Francia hasta ahora.

Zapatero ha puesto en marcha la máquina de reformarse, es decir, de desdecirse, de enmendarse, de darse la vuelta como un calcetín. Y lo que es peor para su partido, ha puesto en marcha la máquina de perder elecciones. Anda como Aznar al final de su mandato; pendiente de elegir sucesor… Quién le ha visto y quién le ve.

Estos cuatro años, no sólo están siendo (porque todavía queda uno) los peores de la historia democrática de España. Sólo la brutal crisis económica justificaría este título. Pero se han unido el hambre con las ganas de comer, el yin y el yan, la crisis y el peor Presidente de Gobierno de la Historia.

PD1: Hay quien dice que lo de Aznar era siempre peor. Y en algo estoy de acuerdo, contra Aznar vivíamos mejor todos. A los que nos gustaba Aznar, porque teníamos un gobernante serio, respetable y con criterio; y a los que no les gustaba Aznar, porque vivíamos en un país con un crecimiento económico inimaginable, con una tasa de paro homologables a la de Europa y con un país respetado y respetable en Europa y el Mundo. Contra Aznar vivíamos mejor, mucho mejor.

PD2: Dice Carme Chacón que Presidente del Gobierno puede ser cualquiera: “un extremeño, un murciano, una mujer.. cualquiera”. Y ese es el problema que un “cualquiera” no puede ser Presidente del Gobierno. Como dice el maestro Santiago González (majetón) nos preside un cualquiera: ZP.

Compartir.

Leave A Reply