Alfredo Flores, fiscal del caso Mari Luz: “Si se confirma esta sentencia puede que Santiago del Valle esté 30 años en prisión”

1

Texto: La Lupa     Foto: Julián Pérez

El fiscal Alfredo Flores. (Julián Pérez).Alfredo Flores, fiscal del caso Mari Luz, concedió la primera entrevista tras la finalización del juicio al programa ‘La Lupa’ de Canal Luz Televisión. El representante del Ministerio Público hizo un pormenorizado análisis de la vista oral. Y también reflexionó sobre cuestiones como el papel jugado por Rosa del Valle en el asesinato o la dureza de las penas. En torno a esta cuestión, Alfredo Flores quiso dejar claro un aspecto sustancial: que Santiago del Valle puede pasarse los próximos 30 años en prisión. Ahora ha sido condenado a 22 años de cárcel pero tiene condenas firmes anteriores que suponen ocho años, y en este caso son acumulables. A continuación reproducimos la primera parte de la entrevista.

Rafael Unquiles: Hoy podría estar usted sentado en el plató de cualquier TV en España puesto que ha participado en uno de los juicios de mayor trascendencia informativa. Sin embargo, está con nosotros en La Lupa, en Canal Luz TV. Muchas gracias. Este juicio ha sido transmitido en tiempo casi real, por eso lo que la mayoría de la ciudadanía quiere saber es el final y lo que se pregunta hoy es si la Fiscalía finalmente recurrirá la sentencia.

Respuesta: Habrá que esperar al final de este semana y en principio no parece que vayamos a recurrir, lo que pasa es que siempre es bueno que este tipo de sentencias lo examinemos más de un fiscal, personas que llevan más tiempo que yo y no solamente quien ha formado parte del juicio. Pero en principio estamos bastante satisfechos, entendemos que la sentencia recoge todas nuestras peticiones en cuanto a Santiago del Valle y en cuanto a Rosa entendemos que la discrepancia que hay está motivada y que, dado las dificultades técnicas que presenta el recurso de casación, lo previsible es que no haya apelación, pero ya lo comunicaremos a final de la semana.

R.U.: Efectivamente, en el caso de Santiago del Valle el tribunal recoge casi todos los criterios mantenidos por el Ministerio Público y la discrepancia venía en torno a la sentencia de la hermana de Santiago del Valle. Finalmente se ha considerado que Rosa del Valle no es cooperadora necesaria y que sólo es cómplice, lo que ha supuesto una rebaja de la condena, exactamente de 17 a 9 años. ¿No es esa diferencia demasiado grande a la hora de que una persona tenga que pagar por los hechos cometidos?

R.: Sí, para el profano. Si nos quedamos sólo con este aspecto de la condena, la rebaja es considerable. Lo que sucede es que decidir el grado de participación de una persona en un delito es una cuestión a veces compleja. También lo que pasa es que estamos acostumbrados a que generalmente cuando en un delito participan más de una persona lo hacen sobre la coautoría o la cooperación necesaria. Es raro encontrar la figura del cómplice, es raro encontrar condenas por complicidad, pero es una cuestión que nosotros contemplábamos y en el informe señalábamos que era una cuestión técnica en la que entendíamos que podría haber alguna discrepancia, en la que entendíamos que podría suceder que se llegase a esa conclusión. Lo importante de la sentencia es que motiva, razona bien por qué considera esa complicidad. Básicamente nosotros manteníamos que la cooperación de Rosa era necesaria porque las circunstancias en las que se produce era muy difícil que se pudiera haber producido un elemento de colaboración igual. Para que la gente nos entienda, nosotros valorábamos fundamentalmente el elemento del transporte. En esas circunstancias la única persona que podía realizar un traslado rápido, eficaz, discreto del cuerpo, era Rosa porque era la única que tenía coche. La sentencia dice: y es normal, y es razonable, y nosotros lo compartimos: que siendo eso cierto, de no haber existido ese elemento, el condenado también habría podido trasladar y deshacerse del cuerpo, que no se habría quedado quieto, sin hacer nada. En esas circunstancias, la Audiencia considera que siendo la participación eficaz, importante, relevante, no alcanza la intensidad de la cooperación necesaria. También es importante tener en cuenta que la autoría necesaria como la coautoría supone condenar a la persona a casi la misma pena que al autor. Realmente yo creo que es un elemento que ha influido en la sentencia: si era justo que a la hora de la condena la pena de Rosa fuese prácticamente y cuantitativamente la misma que la de Santiago.

Javier Berrio: Para entendernos todos, lo que realmente quiere decir es que a esta señora sólo se la habría considerado cooperadora necesaria en el caso de que el autor, sin esa ayuda, no hubiese podido trasladar el cadáver por sus propios medios.

R.: Sí, en esencia sí. La cooperación necesaria es aquella que si se suprime mentalmente es prácticamente imposible que el resultado se produzca.

J.B.: O sea, el delito como tal no se habría producido, la niña no habría sido sumergida en el agua ni muerto en esas circunstancias, con lo que el matiz es muy importante.

R.: Exactamente. En esencia sí y porque en la práctica eso es lo que justifica que tenga una pena que puede ser prácticamente igual a la del autor. Si hubiese sido reconocida como cooperadora necesaria se le habría podido imponer la misma pena que a Santiago. Efectivamente, eso es lo que hace la sentencia: si suprimimos esa cooperación, que es importante, que es eficaz, hay otras vías por las cuales se podría haber producido el mismo resultado. Además, creo que todos lo entendemos, en esas circunstancias el traslado podría haberse dado andando también. Lo que también sucede es que si entramos en el camino de la hipótesis, por ejemplo: si hubiera sido a pie, alguien lo hubiera podido sorprender, o la niña podría haber recuperado la conciencia y… Bueno, entonces entramos en el terreno de las hipótesis siempre poniéndote en contra del reo, lo que también lo recoge la sentencia: dadas dos posibilidades, recoge la más favorable al reo.

Andrés Marín: La sentencia admite dudas sobre el grado de implicación de Rosa y en caso de duda se favorece al reo, que es un principio básico. Mi pregunta es la siguiente: ¿podría el Supremo decir algo al respecto aunque no haya recurso de la Fiscalía pero sí con los que puedan presentar las defensas de Rosa y de Santiago?

R.: Lo normal es que si no recurrimos ninguna de las dos acusaciones y sólo recurren las defensas, la sentencia del Supremo confirme lo que ya está o sea más favorable a los condenados, no perjudicarles ya que ninguna acusación recurre. Desde el punto de vista teórico o práctico, podría pronunciarse, pero no es lo normal. Simplemente no se plantearía porque en el caso de Rosa lo que se plantearía es la inocencia, como se hizo durante el juicio. La defensa de Rosa no contempló siquiera la complicidad sino que fue directamente a la ausencia de participación consciente de Rosa y, por lo tanto, a la libre absolución.

A.M.: Ya sé que las sentencias no están para resarcir demandas sociales, como ha habido en este caso, pero ¿cree usted que esta condena viene a responder a la fuerte inquietud o a la fuerte demanda que hubo en la sociedad?

R.: Si lees los comentarios de la gente en Facebook –no debería leerlos, porque después te enfadas- extraes que no somos capaces de transmitir que las penas en este país se cumplen, y que se cumplen prácticamente hasta el final. Veintidós años de prisión son muchos años de prisión, pero el ciudadano piensa, como se ve en muchos comentarios, que entre unas rebajas y otras el condenado está a los cinco años en la calle. Y en el 90% de los casos no es así. Me acuerdo mucho en estos días del caso de Ana María Jerez Cano, porque llegué a Huelva cuando acababa de producirse ese caso. Son 20 años y esa persona sigue en prisión. Fue condenada por el código antiguo…

R.U.: Hay algo que mucha gente me pregunta en los últimos tiempos: José Franco Cruz de la Cruz, alias “El Boca”, condenado por el asesinato de Ana María Jerez Cano, ¿sigue en prisión?

R.: Sí, y fue condenado por el código antiguo que sí permitía la redención de penas por el trabajo, que era la gran rebaja, pera que la gente lo entienda. En el Código del 95 eso no es así, tenemos una de las tasas penitenciarias más altas de Europa, construimos nuevas prisiones y las llenamos antes que los centros comerciales y hay personas cumpliendo condenas muy largas porque en un período puntual de sus vidas han tenido un problema con las drogas, han cometido cuatro o cinco robos y están cumpliendo 12 ó 15 años de prisión. Esto es más frecuente de lo que la gente se cree. El ciudadano anónimo que piensa que las penas son leves y que la justicia es leve, cuando se encuentra con un caso concreto en el que va como víctima, luego, en la mayoría de los casos, se asusta de lo graves que son las penas. Muchas víctimas nos han llegado a decir: sí, está muy bien que se le condene, ha habido un robo con lesiones, pero usted está pidiendo cuatro o cinco años. Cuando la víctima ve cual es la pena que se le pide al autor del delito, sale con la conciencia de que la justicia es muy dura. En el caso de Santiago del Valle tiene unas cuantas condenas firmes que suponen ocho años y si se confirma esta, puede que esté 30 años en prisión.

R.U.: ¿Esas penas sí son acumulables?

R.: Sí, porque son en sentencias distintas, por hechos distintos y son todas anteriores a éstas, con lo cual tiene que cumplir esas condenas y luego cumpliría estas otras condenas. También se dice: no, pero es que nadie puede estar más de 30 años en prisión, pero, depende. Si son condenas sucesivas, sí.

R.U.: O sea, que el máximo son 30 años en una sola condena.

R.: O en varias también porque aunque hayan sido juicios distintos y sentencias distintas, por las fechas de los hechos se podrían haber llevado todos en un mismo juicio. Entonces sí se aplican esas reglas de corrección de máximos de las penas. Pero si una persona comete un delito, cumple, sale, vuelve a cometer otro delito y eso se le va acumulando, se puede pasar perfectamente 40 ó 50 años en prisión.

Compartir.

1 comentario

  1. Un 12 de mayo dice que las pensiones ban a bajar
    Pone la tele maria,,haber si es verdad

    unos dice,,una cosa,,y otros dice otra
    ,y otros no estan de acuerdos

    y yo no llego a fin de mes
    que me acuerdo de la peseta
    mi peseta donde esta
    donde esta mi peseta
    que el euro no vale naa
    donde esta mi peseta
    que yo no llego a fin de mes
    que me acuerdo de mi peseta
    yo tenia una peseta,ahora no tengo naaa
    mi peseta donde esta
    donde esta mi peseta
    que el euro no vale naa

    y este es mi blues de la peseta
    un saludo a huelva ya

Leave A Reply