Los mayores de El Rompido disfrutan de un nuevo Centro de Día

0

El alcalde de Cartaya, Juan Antonio Millán, acompañado de la delegada provincial de Bienestar Social y de medio centenar de mayores, encabezados por el presidente de la asociación de mayores ‘La Patera’ de El Rompido, Manuel Hurtado, han visitado el nuevo Centro de Día con el que cuenta este colectivo en dicho núcleo costero una vez concluidas las obras de ampliación y remodelación que ha llevado a cabo en el mismo la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Cartaya gracias a los fondos del plan Proteja de la Junta de Andalucía.

Un centro en el que según explicó Millán, “estamos trabajando desde el ayuntamiento” para su futura inclusión en la Red Andaluza de Centros de Día de Personas Mayores de Titularidad Local Autorizados por la Junta de Andalucía, y cuyo principal objetivo no es otro que promocionar el bienestar de las personas mayores, así como la convivencia, la integración, la participación, la solidaridad y la relación con el medio social del colectivo.

De esta forma y según puntualizó el alcalde, el nuevo Centro de Día para Personas Mayores de El Rompido, “será dotado próximamente por el Ayuntamiento con todas las infraestructuras necesarias para facilitar la consecución de tales objetivos, como ordenadores u otros materiales destinados a la formación y el ocio, además de aquellos que demanden sus propios usuarios”.

Las obras, que han tenido un plazo de ejecución de tres meses, han contado con un presupuesto total de 61.131, 54 euros, y han posibilitado la creación y el mantenimiento de 7 puestos de trabajo y la generación de 255 jornales.

Los trabajos se han centrado fundamentalmente en la ampliación al doble de espacio con que contaba el viejo centro gracias a la anexión a éste de un inmueble colindante de similares características y superficie.

De la misma forma se ha procedido a la demolición y sustitución del 50% de las tejas del tejado del antiguo edificio y a la construcción de una nueva cubierta a base de tableros rasillones y tejas cerámicas en la parte nueva. Del mismo modo también se han adecuado la distribución interior y los patios.

Otros trabajos han consistido en la sustitución de las instalaciones de electricidad, telecomunicaciones y fontanería, tanto en el interior como en el exterior del edificio; en el cambio de la solería en aquellas zonas donde se hacía necesario para dar uniformidad al pavimento interior, así como de los alicatados, los falsos techos, la pintura, y la carpintería en aluminio y vidrio de las ventanas más deterioradas.

Finalmente, también se ha adecuado como cocina una de las dependencias del nuevo edificio, así como se ha construido en su interior una barra con encimeras e instalación de fontanería y desagües.

Compartir.

Leave A Reply