Caminos cruzados. Por Paco Morán

0

Unas horas y a coger la bufanda y la camiseta y todos al estadio. Hay buenas noticias porque parece que uno de los mejores jugadores que tiene la plantilla ha entrado en convocatoria. Me refiero a Aarón, un jugador dinámico que asume responsabilidad a pesar de su juventud. No estará al cien por cien, pero Carlos Ríos le quiere aún no estando a tope. Y también considero que buena noticia es la entrada en convocatoria de Fidel, al que quiero verle unos minutos para confirmar que su mala actuación de hace quince días correspondió a una mala tarde, como decía Chiquito de la Calzada. Es el partido ante el Xerez uno de esos que nos trasportará al pasado cuando el 19 de mayo de 2002 era este el rival al que el Recreativo venció para lograr el ascenso a Primera División. Un equipo el de entonces que con el gol de Calle nos hizo tragar algo de saliva hasta que Fernando Soriano hizo los dos goles que elevaban a la gloria al equipo de Lucas Alcaraz.

Y es que los Xerez-Recre siempre sellan unos vínculos de unión. Cuando llega este equipo o vamos a Chapín los cruces de jugadores que anduvieron aquí y ahora están allí nos sirven para rellenar páginas en los periódicos. El que no vendrá será Mario Bermejo, con lo que habrá menos morbo en la grada. Pero si estarán Barber, Oscar Díaz y Edu Moya. Quien recibirá grandes aplausos será Rafa Barber si tiene la opción de pisar el césped. Los otros, ni fu ni fa, si bien Oscar Díaz hizo una gran temporada. Y en el área técnica estará Javi López, otro de los que pasará desapercibido sin recibir pitos ni aplausos.

Donde estará el morbo será en el palco si finalmente Emilio Viqueira llega representando al Xerez como secretario técnico. Su salida del club fue turbulenta y si llega al palco será porque no están Paco Mendoza ni Michael Dumois. Estos dirigentes no le perdonarían a Viquiera, como no debe perdonárselo ningún recreativista, el juego sucio que empleó con el club fingiendo una lesión para no ser alineado. Mantengo mi firme postura en decir que en el Recreativo tres jugadores le han metido la mano en la cartera a los socios. Estos fueron Beto, Colunga y Viqueira. Y fíjense la paradoja que considero a estos tres jugadores de los mejores que he visto desde que vengo siguiendo al Recreativo. Viquiera era un lujo para la vista, pero su ambición le quito la posibilidad de trabajar hoy en el Recreativo. Por mí y por lo que le hizo al Recre no es bienvenido al Estadio. Si lo son y pido aplausos para ellos el resto de ex recreativista que mañana veremos en el espacio escénico del recreativismo.

Compartir.

Leave A Reply