Futuro robado

1

Andrés Marín Cejudo

[Andrés Marín Cejudo].

Huelva se ha ganado el lamentable honor de ser la provincia con la tasa de paro más alta de toda España. Los datos arrojados por la última Encuesta de Empleo Activo (EPA), esa caja de los sustos que de cuando en cuando nos recuerda nuestras miserias y cuán bajo puede caer una sociedad, hablan de un 32,9 por ciento de desempleo, una cifra tercermundista y subdesarrollada, con perdón de los que creen que llamar a las cosas por su nombre va contra la imagen, el turismo, la economía y demás cuentos del barquero.

Cuesta digerir la evidencia del fracaso. Y más cuesta que nos traguemos sin ni siquiera conmovernos los cientos de dramas familiares que se esconden detrás de unas cifras de auténtico bochorno. Dice el personal que manda que a mucha gente le gusta regodearse en las cifras del paro, que las espera cada mes con el morbo creciente y sádico del que desea aumentos espectaculares de colas de desempleados sin afeitar para poder, así, arrearle fuerte a Zapatero y a Griñán. ¿Y qué hacer, si las cifran llegan solas y amenazantes? ¿Agachar la cerviz y asumir como normal la tremenda anormalidad de un 32,9 por ciento de paro, no vaya a ser que por criticarlo te suelten aquello de que disfrutas con la miseria? No me inquietan, a estas alturas, los trucos politiqueros que usan muchos por quitarse de encima toda su responsabilidad, que es mucha. Me inquieta, ya digo, el drama con rostros reales y palpables de familias destrozadas por el paro. Es fácil hablar desde la comodidad de la nómica asegurada y calentita. Es, sin embargo, muy difícil vivir, como muchos casos, con cien euros al mes y tres hijos pequeños: Esa angustia permanente de un futuro robado casi a punta de pistola.

Compartir.

1 comentario

  1. El “robar casi a punta de pistola” significa que hay una voluntariedad por parte de alguien. ¿De verdad crees que Zapatero o Griñán han robado voluntariamente todos los puestos de trabajo? Sería absurdo que un político se tirara piedras a su propio tejado, creo que ellos hubieran deseado crearlos en lugar de perderlos. ¿Por cierto, Perico Rodri no tiene nada que ver en todo este asunto? Me parece que lo peor para un periodista es tener que escribir al dictado de la empresa que le paga. Un saludo

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies