Huelva es la única provincia andaluza sin UCI ni cirugía pediátricas

0

Urgencias de Pediatria en el hospital Juan Ramón Jiménez. (Foto: Julián Pérez)

(Texto: C.B.V) Cualquier intervención a un niño de menos de 20 kilos tiene que realizarse en otro hospital de la Comunidad porque Huelva no tiene anestesista pediátrico. Si un chico llega en estado crítico, sólo hay medios para estabilizarlo y luego tiene que ser trasladado a Sevilla.

Huelva es la única capital de provincia de Andalucía que carece de UCI, cirugía, anestesia y especialidades pediátricas y lo seguirá siendo. Según ha podido saber este periódico, los planes de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para crear un hospital materno infantil en la capital onubense no incluyen un aumento en la cartera de servicios sino que, simplemente, se reorganizarán los recursos existentes en la actualidad.

Cuando la consejera de Salud, María Jesús Montero, visitó Huelva en noviembre de 2009 para inaugurar las nuevas consultas de ginecología y obstetricia del hospital Infanta Elena y anunció la creación de un hospital materno infantil para la provincia, muchos de los profesionales del área pensaron en que por fin llegaba la respuesta a las enormes carencias que Huelva sufre en materia de pediatría. Sin embargo, los planes de la Junta para el futuro materno infantil no parecen la solución a ninguno de los problemas actuales.

Sólo en el hospital materno infantil de Almería la Junta va a invertir más de 26 millones de euros. En Huelva, está previsto que la actuación se realice con 1,5 millones y que se limite a una fusión de los recursos existentes actualmente en los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, según aseguran fuentes sanitarias.

En estos momentos, las carencias en materia de pediatría en Huelva son enormes y no se dan en ninguna otra capital de provincia. Sin cirugía y sin UCI pediátricas, en Huelva no se han podido desarrollar determinadas especialidades infantiles y se recurre a diario al traslado de los niños hasta Sevilla tanto para cirugía no urgente como no urgente.

Al no haber cirujanos pediátricos, los cirujanos generales se encargan de operar a los niños pero sólo pueden realizarse en Huelva aquellas operaciones que no conllevarán el ingreso del niño en la UCI para el postoperatorio, ya que no existen cuidados intensivos pediátricos en el Juan Ramón Jiménez y el hospital sólo cuenta con una UCI neonatal para recién nacidos. Del mismo modo, cualquier intervención, por sencilla que sea, a un niño pequeño que no alcance determinados kilogramos de peso tiene hacerse en otro hospital ya que Huelva no dispone de anestesia pediátrica.

En Huelva existen los medios suficientes para estabilizar un niño que llegue al hospital en estado crítico pero el pequeño tendrá que ser trasladado después a Sevilla, ya que el Juan Ramón Jiménez no dispone de recursos para prestarle una atención continuada por un periodo más prolongado de días.

Los profesionales, que señalan la “falta de voluntad política” como origen de estas carencias, piensan que son muchas las ventajas que un verdadero hospital materno infantil proporcionaría a Huelva. En primer lugar, habría cirugía, anestesia y UCI pediátricas y eso permitiría dar una asistencia más completa, rápida y cómoda a los niños onubenses. Pero, además, se podrían desarrollar especialidades pediátricas, tanto médicas como quirúrgicas, que ahora no existen en el Juan Ramón Jiménez.

La existencia de un materno infantil permitiría contar con un área de urgencias atendida por pediatras, algo que no sucede en hospitales generales como el Juan Ramón Jiménez y, organizativamente, se tendrían en cuenta las particularidades de los niños en la prestación diaria de servicios.

Fuentes sanitarias consideran “imprescindible” un verdadero materno infantil para Huelva para poder prestar estos servicios básicos que sí se proporcionan en el resto de capitales andaluzas. La brecha de la calidad asistencial al niño enfermo que existe en Huelva, aseguran, seguirá ampliándose porque la complejidad de la medicina sigue aumentando y lo siguen haciendo también los protocolos que exigen las mejores condiciones para atender a estos pacientes. Precisamente, es eso lo que reclaman los profesionales del área, los medios necesarios para desarrollar su trabajo con “las mejores garantías posibles”.

Compartir.

Leave A Reply