Uso de las redes sociales para dejar de fumar

0

El centro de salud Huelva-Centro (Casa del Mar), ubicado en el Distrito de Atención Primaria Huelva-Costa, ha iniciado una novedosa iniciativa para fomentar la deshabituación tabáquica, basada en la incorporación de las redes sociales en la estrategia terapéutica dirigida a las personas interesadas en dejar de fumar.

Esta medida consiste en la creación de un grupo en el portal web de Fa-cebook donde los usuarios que asisten a las consultas de deshabituación pueden contactar con los profesionales encargados de éstas, así como inter-cambiar experiencias entre ellos y recibir apoyo y consejos de personas exfumadoras que han participado en anteriores programas asistenciales. El grupo se denomina ‘Huelva-Centro no fuma’ e incluso está abierto a ciudada-nos de cualquier otro lugar que se encuentren en una situación similar y, gracias a las posibilidades que ofrece Internet, quieran contar sus vivencias.

La idea de introducir las nuevas tecnologías de la comunicación como complemento a la intervención sanitaria supone un avance más en la asisten-cia, que surge tras comprobar durante el año pasado la eficacia de mantener una conexión directa con los pacientes a través del envío de correos electrónicos y de SMS a móviles.

Con esta actuación, centrada en mensajes con contenidos de motivación y recordatorios sobre los compromisos adquiridos en las sesiones grupales de deshabituación, los responsables de este servicio en Huelva-Centro lograron incrementar la tasa de abandono del tabaco en un 30%. En función a ello estiman que la ampliación de esta estrategia puede mejorar aún más su objetivo, ya que está demostrado que el periodo de abstinencia del fumador aumenta con la existencia de una red de apoyo, y además el cambio de conducta que implica dejar de fumar requiere contar de forma imprescindible con otras personas que estén atravesando un proceso del mismo tipo.

En la actualidad, un total de 200 onubenses han acudido ya a los grupos de intervención grupal para la deshabituación tabáquica que organiza el centro de salud Huelva-Centro en sus instalaciones, con un porcentaje de éxito en el 37% de los casos.

El programa se estructura en seis sesiones de aproximadamente una hora y media de duración en las que se ofrece asistencia farmacológica, psicológica y social a los asistentes. Durante las cuatro primeras semanas, los profesionales sanitarios abordan la dependencia farmacológica del fumador, reduciendo de forma paulatina el número de cigarrillos consumidos y fomen-tando las habilidades de autocontrol, gestión del estrés y manejo de las dificultades para no reincidir en este hábito.

A partir de ese momento se fija un día concreto para cortar el consumo, tras el cual se realiza un seguimiento que se prolonga dos semanas con el objetivo de dar respuesta a problemas de abstinencia y prevenir posibles recaídas. Un año después se vuelve a contactar con la persona para comprobar si definitivamente ha superado la adicción.

Todo el proceso está marcado por una metodología de trabajo en la que prima la cercanía con el paciente, para lo cual se le anima a que complete las sesiones, mejore su confianza y autoestima, revierta sus pensamientos negativos en positivos, disfrute de los avances logrados, encuentre soluciones a los inconvenientes y, sobre todo, genere entre los compañeros un compromiso común de dejar de fumar. Su aplicación se basa en un programa diseñado por el doctor Elisardo Becoña, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad de Santiago de Compostela, que fomenta un modelo asistencial mucho más próximo y adaptado a las necesidades del fumador, reforzado a su vez con las mejoras en la comunicación que implica el empleo de las redes sociales en la asistencia.

La puesta en marcha en los centros de salud de consultas tanto indivi-duales como grupales para abandonar el tabaco es una de las principales medidas del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA), que es la hoja de ruta confeccionada por la Consejería de Salud para impulsar la prevención de su consumo, la protección a las personas no fumadoras y la ayuda a aquellas que desean dejar este nocivo hábito.

Compartir.

Leave A Reply