Un gol de Aarón le da los tres puntos a un Recreativo que certifica la permanencia en la Segunda División

0

Los jugadores del Recre celebran el gol. (Foto: Julián Pérez)

Un gol de Aarón, una primera mitad buena y los tres puntos han sido lo mejor de un Recreativo de Huelva que de haber jugado contra otro rival lo hubiera pasado mal. Pero enfrente estaba la Gimnástica de Tarragona, un equipo que podría ocupar plaza de descenso si este jueves gana el Salamanca. El Decano ya ha cumplido el objetivo del que hablaba Ríos antes del choque, los 53 puntos.

El gol fue lo mejor del partido contra el Nástic. (Foto: Julián Pérez)

Emilio Sánchez trata de llevarse un balón. (Foto: Julián Pérez)

Dani salió al final del partido. (Foto: Julián Pérez)

Carlos Ríos da instrucciones. (Foto: Julián Pérez)

Carlos Ríos ha logrado un bloque en el que juegue quien juegue el Decano aparece como un equipo compacto, al que es difícil meterle goles. Junto a Fabricio en la portería, en míster colocó a Córcoles, Mora, Manolo Martínez y Raúl Cámara en defensa. Juan Villar, Emilio Sánchez, Jesús Vázquez y Fidel, conformaban el centro del campo, con Aarón y Asen en la delantera.

Un once inicial  inédito que comenzó apretando y creando buenas jugadas, aunque fue el Nástic el primero en tener una ocasión clara. Sin embargo, el conjunto catalán demostró el porqué está donde está y acabó pagando su aparente apatía sobre el campo recibiendo un gol cuando iban 34 minutos de la primera mitad. La jugada fue de Asen y suyo el mérito, pero el gol se lo apuntó Aarón, bien colocado en el segundo palo.

Con el gol el Recreativo volvió a hacer lo que en otros partidos en casa, echarse algo para atrás esperando un contragolpe. Pero éste no llegó casi nunca y cuando apareció no se culminó con éxito.

La segunda parte fue un tostón, con un Decano agazapado, que prácticamente no disparó a puerta ni creó peligro, y una Gimnástica que ni podía ni daba la impresión de estar jugándose el descenso.

Ni los cambios obraron cambio alguno. Rafita entró en el minuto 60 por Aarón, fundido físicamente, y diez minutos después entraba Álex Quillo por un apagado Emilio Sánchez. A falta de diez minutos para el final el que saltaba al campo era Dani por un batallador Juan Villar.

53 puntos. La salvación es cosa hecha y el objetivo se ha logrado antes de lo previsto, cuando todo el mundo daba por seguro que el Decano se iba a estar jugando el descenso hasta el final.

El próximo rival es el Huesca, un equipo con una puntuación similar al Decano por lo que ni uno ni otro se van a jugar gran cosa.

Compartir.

Leave A Reply