Bollullos, Bonares y Rociana, en el área de influencia socioeconómica de Doñana

0

Un ejemplar de lince en el Parque Nacional de Doñana.

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado la integración de los términos mu-nicipales onubenses de Bollullos Par del Condado, Bonares y Rociana del Condado en el Área de Influencia Socioeconómica (AIS) del Espacio Natural de Doñana. Con ello son ya 14 los municipios de las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva que forman parte de este ámbito, en el que las administraciones autonómica y central conceden ayudas para proyectos públicos y privados de desarrollo sostenible.

Con la incorporación de los tres nuevos municipios, el AIS de Doñana queda formada por un territorio con una superficie de 291.300 hectáreas (54.252 dentro de los límites del Parque Nacional de Doñana) y una población de más de 175.000 habitantes, repartida entre los municipios de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz); Almonte, Bonares, Bollullos Par del Condado, Hinojos, Lucena del Puerto, Moguer, Palos de la Frontera y Rociana del Condado (Huelva), y Aznalcázar, Isla Mayor, La Puebla del Río, Pilas y Villamanrique de la Condesa (Sevilla).

La decisión del Gobierno andaluz, adoptada a instancias de los propios ayuntamientos, se justifica por la estrecha vinculación de los tres municipios con el Espacio Natural de Doñana, especialmente en lo referido a los usos del agua y del suelo.

Bollullos, Bonares y Rociana forman parte de la unidad territorial Aljaraque-Condado-Marisma, que comparte con el espacio natural la misma red hidrológica superficial y subterránea. De igual modo, incluyen la totalidad de sus términos en los ámbitos de aplicación de los dos principales instrumentos de planificación que afectan a la comarca de Doñana: el Plan de Ordenación del Territorio, vigente desde 2003, y el II Plan de Desarrollo Sostenible, aprobado en junio de 2010.

Respecto a los usos del suelo, la decisión del Consejo tiene especial-mente en cuenta la incidencia medioambiental que sobre el entorno de Doñana ejercen los cambios socioeconómicos derivados de la reducción del viñedo tradicional y la sustitución por otras actividades de mayor impacto sobre el medio físico y los recursos hídricos.

Bollullos Par del Condado, situado en el centro de la comarca Condado-Campiña, tiene una población de más de 13.000 habitantes. Al menos la mitad de los 50 km² que conforman su término municipal está ocupada por viñedos, que siguen constituyendo la base de la economía local. Similar tradición del cultivo de la vid, favorecida por sus terrenos llanos de labor, presenta Rociana del Condado (7.400 habitantes y 72 km²), mientras que Bonares (6.000 habitantes y 64,51 km²) destaca por algunos enclaves natura-les de gran singularidad, como El Corchito y las riberas del Tinto.

En el AIS de Doñana, la Junta de Andalucía y la Administración central conceden subvenciones a iniciativas de desarrollo sostenible promovidas tanto por las entidades locales como por otras instituciones, empresarios, comunidades de regantes y particulares. Los proyectos respaldados se centran en conservación y restauración del medio natural; modernización de infraestructuras urbanas y rurales; actividades económicas de prestación de servicios; turismo; atención a visitantes; comercialización de productos naturales y artesanales; acciones de formación; eliminación de impactos, y mantenimiento de la arquitectura propia de la zona.

Junto con estas ayudas autonómicas y estatales, el área de influencia se beneficia además del II Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana, que en su primer trienio 2010-2012 prevé una financiación pública de 145,3 millones de euros (75,25 procedentes de la Unión Europea) para programas de infraes-tructuras, integración territorial, dinamización económica, cohesión social y recuperación de ecosistemas.

Compartir.

Leave A Reply