Pedro Rodríguez: “El aeropuerto es un ejemplo del desastre de gestión de Petronila”

2

Pedro Rodriguez, alcalde y candidato del PP. (Foto: Julián Pérez)

(Texto: Andrés Marín Cejudo)     Pedro Rodríguez (Huelva, 1944) lleva días con el polo de campaña enfundado, bien visible el lema de ‘Huelva en el corazón’. En apenas 72 horas, se sabrá si las urnas le otorgan su cuarta mayoría absoluta consecutiva, tal y como vaticinan los sondeos y él mismo cree firmemente, lo que supondría, además, encarar su quinto mandato. Lo palpa en la calle, dice, y él, además, mantiene su ilusión “intacta” y la “tranquilidad de una buena gestión”. Hoy su obsesión es el traslado de los fosfoyesos, convertido en el ‘leitmotiv’ de su campaña. “La historia dirá que fue el PP quien acercó la ciudad a la ría, tanto por el Odiel como por el Tinto”.

Pregunta.- La mayoría de los sondeos coinciden en que el PP va a revalidar su liderazgo. ¿Afronta con tranquilidad la recta final de la campaña o la incertidumbre siempre está presente?

Respuesta.- Las elecciones no se ganan por la campaña, sino por el trabajo y la gestión de muchos años. Si la gestión es mala, pierdes; si es buena, lo más probable es que ganes. Es lo que le está pasando al PSOE, que ha hecho una mala gestión de la crisis a nivel nacional y esto está repercutiendo a nivel local.

P.- ¿Los candidatos del PP lo tienen más fácil con los cinco millones de parados?

R.- La situación nacional, en esta ocasión, se va a trasladar a la escala local. Es muy difícil que la gente cambie el voto, porque se tienen que dar circunstancias excepcionales. Pero esas circunstancias ahora se dan, porque los ciudadanos se han dado cuenta de que el partido del paro es el PSOE y el partido del empleo es el PP.

P.- Lo primero que llama la atención de la campaña en Huelva es la cierta ausencia de grandes promesas y proyectos. ¿A qué cree que se debe?

R.- En Huelva estamos curados de espanto de las promesas electorales. Los ciudadanos están hartos, porque las promesas que se han hecho en los últimos doce años han terminado por ser fracasos o engaños tan grandes que todos están escaldados. Ahí está el desdoble de la N-435, los puentes, el aeropuerto, el AVE…

P.- ¿Cree que el PSOE ha usado las instituciones en las que gobierna para acosarle?

R.- El acoso institucional del PSOE ha sido permanente. Su estrategia ha tenido tres frentes: la crítica continua durante todo el año mintiendo y descalificando; el acoso y la deslealtad institucional, con boicots y ninguneos constantes; y en tercer lugar, haciendo promesas cada cuatro años de grandes obras de infraestructuras.

P.- ¿Le está sorprendiendo en algo la campaña de Petronila Guerrero?

R.- No, en nada, porque sabía que no iba a tener un peso específico. Lleva 30 años en política y no se le conoce ningún tipo de gestión, salvo la de los últimos años en la Diputación, en la que no ha hecho nada salvo prepararse el terreno para la campaña. Ha utilizado la Diputación como trampolín durante los últimos dos años, con recursos directos e indirectos.

P.- La polémica del AVE entró con fuerza en la precampaña, pero ha quedado un tanto marginada en la campaña propiamente dicha. ¿A qué cree que se debe?

R.- Porque los ciudadanos han descubierto la estrategia del PSOE. Los ciudadanos me han creído cuando les he dicho que nos habían engañado con el AVE, dejando fuera de la licitación 96 kilómetros de vías. Ese engaño lo querían ocultar con los terrenos de Las Metas, y así lo hicieron Mario Jiménez y compañía, que sólo sirven para insultar y manipular. El PSOE de Huelva no tiene corazón, sólo manipulación.

P.- ¿El Ayuntamiento había liberado los terrenos de Las Metas? Allí sigue alguna nave.

R.- El Ayuntamiento le dio a Adif los terrenos libres de cargas, porque le entregó las escrituras. El problema es que había ocupantes a los que no se les podía echar por las buenas, ya que habían recurrido a los tribunales. Una vez que el Ayuntamiento ganó en los tribunales, John Deere y sus trabajadores nos pidieron tiempo para el traslado. Y nosotros, que tenemos corazón, se lo hemos dado, porque sabemos que si no hay 96 kilómetros de vías y si hasta el año que viene no empiezan las obras de la estación, da igual esperar un mes más.

P.- El debate del Polo Químico ha entrado en campaña sólo de manera lateral a través de los fosfoyesos. Parece que los políticos de Huelva no se atreven a dar una opinión clara sobre las fábricas.

R.- Yo sí doy una opinión y siempre he dicho lo mismo. De hecho, por decirlo me critican unos y otros. Defiendo los intereses de la ciudad. Las industrias de la avenida Francisco Montenegro estarán ahí hasta que acabe su ciclo vital, tal y como dice el PGOU.

P.- O sea, que no hay debate.

R.- No, no hay debate. El debate que hay es artificial y lo crearon unos señores creyendo que eso les iba a dar votos. El debate tuvo que haberse producido antes de que se instalaran las fábricas hace muchos años. Hoy no hay debate.

P.- El debate se ha abierto ahora con los fosfoyesos.

R.- Ese debate lo he abierto yo personalmente. En Huelva tenemos la oportunidad histórica de exigir a las administraciones que retiren los fosfoyesos. Este es el debate: si pedimos el máximo o el mínimo. Frente al PSOE que pide lo mínimo (taparlos con una capa de 40 centímetros de tierra), el alcalde pide lo máximo, es decir, que se lleven los fosfoyesos cuanto más lejos de Huelva, mejor.

P.- ¿Es viable la retirada total de los fosfoyesos?

R.- Eso es lo que hay que estudiar y lo que exijo que se estudie. ¿Por qué no se puede estudiar el traslado total de los fosfoyesos, cuando en otros sitios se han hecho cosas mucho más difíciles? Hoy día todo es posible con dinero. Lo que no se puede hacer, y menos siendo de Huelva, es ir a lo fácil. En cualquier caso, la historia dirá que quienes han acercado la ciudad a la ría hemos sido nosotros, con el Ensanche, el estadio o Pescadería. Y ahora propongo que nos acercarnos a la otra ría, a la del Tinto, en los terrenos ahora ocupados por los fosfoyesos.

P.- ¿El Ayuntamiento seguirá con su intención de no permitir la instalación de nuevas industrias en la avenida Francisco Montenegro?

R.- Haremos lo que dice el PGOU, que es muy claro al respecto y es lo que hicimos con Endesa, porque pensamos que era una nueva industria.

P.- ¿En qué medida puede la crisis pasar factura electoral a los gobiernos municipales? Por ejemplo, Huelva tiene paralizados sus dos principales proyectos urbanísticos, Isla Chica y el Ensanche.

R.- No creo que nos pase factura. El Ensanche no ha estado liberado jurídicamente hasta hace dos años, porque el PSOE lo llevó a los tribunales. Es decir, aún sin crisis no se podría haber hecho nada. El Ensanche no está ya en marcha por la mezquindad de algunos socialistas onubenses. En cualquier caso, el proyecto va a empezar el mes que viene. Y con Isla Chica pasa igual. Hasta hace cuatro años el PSOE nos ha tenido el proyecto parado en los tribunales. De ese tiempo a esta parte ha habido un problema con los comerciantes, que finalmente no han sido capaces de desarrollarlo. Mi pena es que a ellos les ha faltado un cierto realismo para decir al Consistorio que se buscaran otros compradores.

P.- ¿Llegará algún día el aeropuerto?

R.- Es posible que sí. Pero creo que el sitio idóneo no es Cartaya, sino La Ribera, cerca de la capital. En cualquier caso, no me creo el proyecto de la Diputación y la Cámara. Es un ejemplo de mala gestión de Petronila Guerrero. Lo que ha hecho demuestra su propia incapacidad. Es un desastre.

P.- Una buena parte de los votos de descontentos con el PSOE pueden ir a parar a IU. ¿Quizá por eso no se cansa usted de repetir que votar a IU es lo mismo que hacerlo al PSOE?

R.- Es lo mismo. A estas alturas del siglo XXI, esas coaliciones no tienen sentido. Tiene que cambiar la ley electoral para que gobierne la lista más votada.

P.- Usted fue alcalde en el 95 gracias al apoyo de IU.

R.- Pero conmigo no hubo una coalición seria, simplemente IU pensó que había que llegar a un acuerdo puntual. Eso hoy es imposible.

P.- ¿Si gana usted, va a ir pensando ya en el relevo? ¿Será su última legislatura?

R.- Ya lo veré. En política hay que vivir día a día. Tengo la misma ilusión que al principio. Hago lo que me gusta. Mis vocaciones son la de periodista y la de alcalde: cercanía, estar con la gente, preocuparme por las personas, mi inquietud por las cosas sociales… todo eso sigue intacto.

Compartir.

2 comentarios

  1. m.garrido el alcalde de huelva ha dicho una verdad como un templo esta señora ha gastado un dineral y no ha hecho nada de nada, espero q gane rodri .. bueno no asin sera

  2. Tu si sales de alcalde traerás el aeropuerto….no..no.entonces que coño estas hablando…tontorrón…engaña abuelos,,y me cayo,,,,que hay mas,,de que hablar,,,,,,haz lo que prometas y no critiques,,,a los demás,,,

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies