La patronal de Farmacias alerta de la posible falta de medicamentos desde el 1 de junio

0

Consejera de Salud de la Junta de Andalucía.

La patronal de las farmacias onubenses (APROFAO) ha alertado sobre la probable falta de medicamentos en nuestra provincia a partir del mes de Junio. Por decisión de la Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), las farmacias andaluzas, a partir del día l de junio, cuando se prescriba una receta por principio activo, es decir en el 90% de los casos, sólo podrán dispensar el medicamento más barato.

Por tanto, a partir de dicho día, las oficinas de farmacia no podrán dar a los pacientes sus medicamentos habituales, sino exclusivamente el más barato y siempre que haya existencias del mismo.

Desde al año 2.001 y hasta la fecha, las farmacias y los pacientes andaluces podían elegir el medicamento, que no tenía que ser necesariamente el más barato -para facilitar el cumplimiento de los tratamientos-, sin que ello supusiese perjuicio alguno para la Administración, ya que el SAS pagaba siempre el más barato.

En definitiva, beneficiaba a todos sin perjudicar a nadie y se evitaban posibles problemas de suministro por parte de algunos laboratorios.

A partir del mes de junio, dos de cada tres recetas que se prescriban por principio activo tendrán problemas para ser dispensadas al no disponer la farmacia del medicamento más barato. Y no podrán dispensarlo, por la sencilla razón de que la mayoría de los laboratorios que disponen de las presentaciones más baratas, no tienen capacidad de producción, o bien sus cuotas de mercado son insuficientes para abastecer a toda Andalucía e incluso algunas de esas presentaciones más baratas ni siquiera están comercializadas en nuestra Comunidad.

Por tanto, si la oficina de farmacia no dispone del medicamento más barato, y hasta que el SAS no comunique el desabastecimiento generalizado del producto, las farmacias deberán recomendar al paciente de que vaya a su médico tanto para informarle que el medicamento solicitado no esta disponible en ese momento, como para que el facultativo actúe en consecuencia.

Lamentablemente esta situación, además de a médicos y farmacéuticos, afectará fundamente a los pacientes, que sufrirán molestias innecesarias. Por el bien de los ciudadanos andaluces, desde APROFAO esperamos que, se imponga el sentido común y, el Servicio Andaluz de Salud reconsidere su decisión.

Compartir.

Leave A Reply