LUZ DE GAS
Expectativas
[P. López Villarejo]

0

Temblando hasta el 70% del escrutinio, pagando el desgaste pero no al precio de impedirle gobernar, Pedro Rodríguez y su partido han conseguido la mayoría absoluta. No es fácil predecir como va a desarrollar su gobierno el revalidado mandatario, más si tenemos en cuenta los cambios en la correlación de fuerzas y que la anómala legislatura que se abre vivirá dos etapas claramente diferenciadas: desde ahora hasta las elecciones autonómicas y generales y desde ese momento hasta el año 2015.El PSOE, de mano de Petronila Guerrero –la cuarta sacrificada en el repetido intento de desbancar a Perico– tiene la menor representación de su historia reciente: solo nueve puestos ocupará, lo que, si asume la portavocía de la oposición en el grupo socialista constituirá una verdadera cura de humildad que muchos dudan soporte. Asumir este papel será una dura prueba psicológica. (Que se extenderá a la Diputación –si continua presidiéndola– pues ya no va a estar sola a la hora de tomar decisiones.

Pedro Jiménez, que tendrá la responsabilidad de apoyarla o no, se convierte en el factótum de la provincia, en el ‘hombre fuerte’ por cuya voluntad política pasarán absolutamente todos los asuntos en los que el poderoso organismo intervenga). Además, en la mesa de plenos va a sentarse por primera vez un portavoz cívico que se ha venido distinguiendo por su irreductible honestidad e inconformismo y por su firme vocación de defendernos –a Huelva y a los onubenses– de las agresiones urbanísticas y medioambientales así como por haber venido predicando la necesidad de una profunda regeneración de los planteamientos municipales.

José Pablo Vázquez Hierro, sin poder real –un mero amplificador de los anhelos ciudadanos pero sin capacidad ejecutiva– tiene no obstante la complicada e importantísima misión de ser la conciencia pública onubense, el Pepito Grillo de este Peter Pan, que ha conseguido alzarse por quinta vez con la vara de regidor.Estamos ansiosos por ver la evolución de nuestros nuevos representantes, por comprobar si las confianzas otorgadas son merecidas o si se dilapidan con acuerdos que no estaban en la mente de los ciudadanos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies