Asaja denuncia que los productos de Huelva se quedan fuera de las ayudas de Europa por la ‘crisis del pepino’

0

Frambuesa producida en Huelva

Pepinos, tomates, lechugas, calabacines y pimientos. Estos serán los únicos productos que contempla la línea de ayudas aprobada por Bruselas. Esto deja literal y absolutamente fuera a todos los que se producen en la provincia de Huelva, que desde que comenzó la conocida como ‘crisis del pepino’ acumula pérdidas en arándanos, frambuesas y frutos de hueso como los melocotones, los albaricoques o las nectarinas. Por ejemplo, en una sola cooperativa productora de arándano, las pérdidas alcanzan los dos millones de euros; en dos cooperativas onubenses dedicadas a la frambuesa, el descalabro supera los 850.000 euros (conjuntamente) y en cuanto a frutales de hueso y a falta de contabilizar las pérdidas de forma más concreta, ya se sabe que el descenso del precio alcanza el 50% y que la reducción de pedidos ha sido la tónica en las últimas semanas.

La ayuda, de 210 millones de euros, sólo está pensada para cubrir el 50% de las pérdidas de los productos antes citados, por lo que, además de ridícula, resulta discriminatoria hacia todo lo que no sean estas producciones. Y para colmo, agricultores de otros países que no han sido acusados por el irresponsable dedo de la incompetente senadora de Salud de Hamburgo Cornelia Prüfer-Storcks se encuentran ahora con unas ayudas caídas del cielo que si bien contribuirán a paliar la caída de precios ocasionada por el desequilibrio comercial de los mercados de los distintos países europeos, se hará a costa de mermar los recursos de los agricultores españoles que han tenido que abandonar cosechas enteras.

Para Asaja-Huelva, el cúmulo de despropósitos que venimos viviendo desde que se inició la crisis de desprestigio de los productos españoles puede tener su alivio si el Gobierno de España consigue demostrar un auténtico compromiso con la totalidad de la agricultura española, no sólo con un subsector concreto, y debe hacerlo no sólo con halagos y gestos simbólicos, sino con firmeza y hechos palpables que atenúen y completen de algún modo la risible propuesta de la Comisión.

Así, Asaja-Huelva va a remitir a la Consejería de Agricultura y a la Subdelegación del Gobierno una carta dirigida a la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, exigiéndole que eleve una protesta a las instancias oportunas en la Unión Europea para que se incluyan todos los productos afectados por la crisis del E.coli, o que, en caso de que sea incapaz de obtener resultados en este terreno, que habilite una línea especial del Estado español que cubra estos cultivos.

Asaja-Huelva advierte, igualmente, que no aceptará la excusa del ICO, ya que este tipo de líneas, aunque son una posibilidad de financiación más ventajosa, no es más que otro préstamo que a lo único que contribuirá es a aumentar el endeudamiento de las explotaciones. Además, en la mayoría de los casos los bancos exigen avales que el agricultor, dada su situación, ya no puede presentar. Y por encima de todo, Asaja-Huelva considera terriblemente injusto que sean los propios agricultores los que tengan que pagar una situación provocada por otro.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies