Los escolares despiden el curso

0

Los niños con las orlas.

Los patios de los centros escolares de la localidad, el teatro del Centro Cultural de la Villa e incluso la Plaza de la Sirena de El Rompido han sido los escenarios escogidos por la comunidad educativa cartayera para cerrar el curso.

Los padres no perdieron detalle.

En estos días, y especialmente en la jornada de hoy, se han sucedido las fiestas, las representaciones teatrales, las actuaciones musicales y los actos de entrega de orlas y diplomas para los más pequeños y también para aquellos que ya se sienten más mayores y que este año abandonan la Educación Infantil y Primaria para hacer frente, a partir de septiembre a la aventura que siempre supone iniciar la Secundaria.

Así las cosas, las estampas de niños disfrazados de mil personajes distintos, o bien formalmente ataviados con orla incluida, incluso de padres “rockeros” o de “cuentos de hadas” sobre el escenario se han sucedido en la localidad, las últimas hoy mismo protagonizadas por los alumnos y padres del CEIP Juan Ramón Jiménez, el Concepción Arenal y el Virgen del Carmen de El Rompido, el último en celebrar su tradicional fiesta, en la rompiera Plaza de la Sirena. Se han unido así a sus compañeros del CEIP Castillo de los Zúñiga, que se subieron en la jornada de ayer a las tablas del teatro cartayero para interpretar canciones de una amplia variedad de géneros, desde sambas, hasta temas rockeros o música marroquí. Un auténtico contraste de géneros y de interpretaciones, a la que se unió el grupo de padres del CEIP Virgen del Carmen que integran el grupo de pop-rock, “Los Malos” que a pesar del nombre arrancaron numerosos aplausos entre el respetable que acudió a El Rompido a disfrutar del fin de fiesta del centro escolar ubicado en el núcleo urbano.

Más formales han sido los actos de despedida de aquellos alumnos que abandonan la educación infantil y la educación primaria. Por ejemplo los escolares del Juan Ramón Jiménez, de rojo y azúl, aguantaron estoicamente casi dos horas del “solemne” acto de entrega de orlas, bandas y diplomas, eso sí, con las miras puestas en el regalito final que habían preparado sus profes para cada uno de ellos.

En definitiva, que los más pequeños han cerrado ya el curso y afrontan el verano con más o menos deberes que hacer, dependiendo de cómo mañana, en la tradicional entrega de notas, les evalúen sus profesores. A algunos le quedará más o menos tarea, pero a los padres y abuelos lo que les queda es un verano en el que los peques vuelven a ganar protagonismo en casa.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies