644.000 euros para prevenir riesgos laborales

0

La Delegación de Empleo en Huelva ha destinado en los últimos cuatro años más de 644.000 euros a incentivar proyectos para la mejora de la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo de 163 autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes), una cuantía que ha supuesto el 44% del total invertido por estas empresas.

Según el delegado de Empleo en Huelva, Eduardo Muñoz, el objetivo de estos incentivos pasa por apoyar a este tipo de empresas para que la crisis no amenace las inversiones que se tienen que hacer en prevención y que todos los centros de trabajo de Andalucía reúnan las condiciones de seguridad necesarias para que sus trabajadores no corran riesgos que provoquen accidentes laborales o deterioro de su salud por enfermedades profesionales.

En este sentido, ha manifestado que los últimos datos oficiales apuntan que se ha producido un descenso de más del 10% en los accidentes de trabajo en la provincia durante los cinco primeros meses de 2011 respecto a dicho periodo del pasado año, lo que debe animar a los agentes sociales, empresariales y administraciones públicas a seguir trabajando para reducir la siniestralidad laboral.

Respecto a este año, la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía mantiene abierto hasta el próximo 11 de julio el periodo de solicitud de subvenciones de hasta 18.000 euros dirigidas a autónomos y pymes para que desarrollen proyectos de mejora de la prevención de riesgos laborales en sus centros de trabajo.

Los beneficiarios de estas ayudas son los trabajadores autónomos, las microempresas y pequeñas compañías con plantillas inferiores a 50 trabajadores y un volumen de negocio que no sobrepase los 10 millones de euros, además de a las pymes que tengan menos de 250 trabajadores y un volumen de negocio anual que no supere los 50 millones de euros o cuyo balance anual no exceda de 43 millones de euros.

La nueva medida permite simplificar y agilizar los trámites administrativos, además de permitir la gestión telemática completa si el solicitante así lo requiere, y establecer una convocatoria automática de las ayudas en el mes de enero a partir del próximo año, con el objetivo de que las empresas puedan planificar mejor sus inversiones en seguridad laboral. Asimismo, se presta especial atención a las solicitudes para mejorar sus equipos de seguridad en aquellas empresas que trabajan el transformado de cuarzo (para prevenir riesgos en tareas expuestas a exposición de sílice libre) y a las mejoras de los equipos de protección de tractores y maquinaria agrícola móvil (estructuras antivuelco y cinturones de seguridad).

La primera línea de ayudas, que recoge una horquilla de entre 2.000 y 18.000 euros con un máximo del 40 por ciento de la inversión, está destinada a incentivar proyectos que mejoren la estructura preventiva en la empresa, como la contratación de servicios de prevención propios o mancomunados; la formación en seguridad laboral o los gastos de contratación de técnicos de seguridad.

La segunda línea de ayudas, que incluye los mismos incentivos económicos que la anterior, financia la puesta en marcha de proyectos que faciliten el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad laboral. Se incentivan tanto los programas de actuación específicos para prevenir accidentes que haya sufrido la empresa, como el diseño de sistemas de gestión de seguridad y salud Laboral; los diagnósticos de riesgos emergentes; los planes de formación específica o estudios ergonómicos y psicosociales, entre otras medidas.

La tercera línea de incentivos que incluye la nueva Orden recoge ayudas de entre 2.000 y 18.000 euros, con un máximo del 50 por ciento de la inversión, para la implantación de nuevos equipos y medidas de seguridad. Se subvenciona desde la adaptación hasta la compra de equipos de seguridad en los distintos sectores, incluyendo por ejemplo la sustitución en el sector de la construcción de andamios de trabajo antiguos o defectuosos por aquellos que se ajustan a la normativa europea; las instalaciones necesarias para prevenir riesgos químicos, o los equipos necesarios antes mencionados para la maquinaria y tractores agrícolas y los trabajos de transformados de cuarzo.

Por último, la cuarta línea de ayudas, que recoge incentivos de entre 1.500 y 12.000 euros con un tope del 50 por ciento de la inversión, incluye subvenciones destinadas a promover el diseño de proyectos innovadores y el desarrollo e intercambio de buenas prácticas preventivas entre las empresas.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies