La naval gallega que reactivará los astilleros está en concurso de acreedores en Portugal

0

Presentación en Huelva de Cotnsa.

El grupo gallego Construcciones y Transformaciones Navales SA (Cotnsa), que alquilará los activos de los astilleros de Huelva para la reactivación de su producción, tiene a una de sus empresas en concurso de acreedores, en concreto el astillero del que es propietario en la localidad portuguesa de Figueira da Foz, Estaleiros Navais do Mondego, según publica el periodista Andrés Marín en el diario El Mundo.

Cotnsa presentó el lunes en Huelva –de la mano de dos consejeros de la Junta de Andalucía (el de Economía y el de Empleo), de los sindicatos CCOO y UGT, y del administrador único de los astilleros de Huelva impuesto en su día por el Gobierno andaluz— su proyecto para reactivar la naval onubense, actualmente también en concurso de acreedores con una deuda de 300 millones de euros y sin actividad alguna en sus instalaciones tras la entrada en vigor de un ERE en noviembre de 2010.

Los consejeros de Economía y Empleo, Antonio Ávila y Manuel Recio, respectivamente, alabaron la apuesta de esta empresa “solvente” por establecerse en Huelva por medio de una filial (Astilleros Cotnsa Huelva) con la que se ponen las bases de “un futuro sostenible”, en palabras de Recio.

Sin embargo, la sostenibilidad del grupo Cotnsa no parece tan clara a la luz de lo que se recoge en el Diário da República (el Boletín Oficial del Estado portugués) del pasado 12 de mayo, en el que se da cuenta de la sentencia del Tribunal de Figueira da Foz que declaró insolvente el 18 de abril a la empresa de Cotnsa Estaleiros do Mondego SA y abrió un concurso de acreedores.

Fue la propia empresa la que solicitó al juzgado la declaración de insolvencia tras los problemas económicos que los astilleros propiedad de Cotnsa venían sufriendo desde diciembre de 2010, cuando se dejó de pagar regularmente a sus trabajadores. El grupo vigués Cotnsa está compuesto por cuatro firmas: Cotnsa, Mintucal, Componasa y Estaleiros Navais do Mondego.

De hecho, los Estaleiros do Mondego apenas tiene en activo a ocho trabajadores, ya que los aproximadamente 50 restantes vieron suspendidos sus contratos en el mes de febrero, con una deuda en nóminas que se acercaba a los 800.000 euros, según informó el 16 de junio la agencia estatal de noticias Lusa.

De esta forma, el futuro inmediato de los astilleros propiedad de Cotnsa pasan por la asamblea general de acreedores fijada para este jueves, 30 de junio. Las intenciones del administrador único de Cotnsa, Urbano Alonso, parecen claras a la luz de lo que dijo el pasado lunes en la presentación del proyecto onubense: “Hemos cambiado Portugal por Huelva”.

Alonso eludió detallar las causas de ese cambio, al igual que no concretó el coste del alquiler por 18 meses de los activos del astillero onubense, aunque parece evidente que la situación económica de los Estaleiros Navais do Mondego es lo que ha terminado por provocarlo.

La filial de Cotnsa Estaleiros Navais do Mondego anunció recientemente la firma de dos contratos de construcción de buques, un hecho que los sindicatos lusos calificaron de “maniobra de marketing” para presionar antes de la asamblea de acreedores del jueves al administrador judicial fijado en su sentencia por el Tribunal de Figueira da Foz.

El plan de Cotnsa para reflotar los astilleros de Huelva consiste en un proyecto de reparación de buques y de construcción de embarcaciones de aluminio de menos de 100 toneladas, catamaranes sobre todo.

La instalación de Cotnsa en la naval onubense, aplaudida por los sindicatos CCOO y UGT, propiciará que, de momento, se creen 15 puestos de trabajo indefinidos, que se aumentarán hasta los 35 en la fase de fabricación, un número que podrá alcanzar los 150 temporales en los periodos de máxima producción.

En octubre de 2010 la Junta de Andalucía, el comité de empresa y la administración de Astilleros de Huelva cerró un acuerdo por el que 147 trabajadores fueron prejubilados, 20 fueron despedidos con indemnizaciones y un total de 54 formaron parte del grupo de recolocables.

La llegada de Cotnsa a los astilleros de Huelva se hace mediante un alquiler (del que no se detalló su coste) por un periodo de 18 meses de los activos de la compañía, gestionada por el administrador único impuesto en su día por la Junta, José Luis Álvarez, quien explicó que cuando se resuelva el concurso de acreedores esos activos se venderán en subasta pública, a la que Cotnsa tiene el compromiso de asistir.

Las reacciones a la llegada de la naval gallega continuaron hoy martes. El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP), dijo esperar que el proyecto de Cotnsa “sea una apuesta seria y de futuro y que detrás de esta noticia no haya más trampas para unos trabajadores que llevan esperando desde hace muchos años una solución definitiva a su situación de incertidumbre”.

El alcalde pidió que la prioridad de este nuevo proyecto empresarial sea la creación de empleo, dando ventaja a todos los ex trabajadores de Astilleros, al objeto de que encuentren en esta empresa naval un puesto de trabajo.

Por su parte, el coordinador provincial de IU, Pedro Jiménez, consideró “positivo” el proyecto de Cotnsa, pero mostró su sorpresa por el hecho de que no se haya firmado “ningún acuerdo previo sobre el futuro de los trabajadores recolocables”.

Jiménez dijo que el proyecto de la naval gallega supone la creación de “un taller de reparación con 15 trabajadores”, por lo que las expectativas de la Junta de Andalucía “se han quedado muy cortas en cuanto a generación de empleo”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies