Forman a 25 sanitarios para emergencias de riesgo tecnológico

0

Formación en prevención en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

El Hospital Juan Ramón Jiménez cuenta ya con un total de 55 profesionales con formación específica para atender a los pacientes procedentes de una potencial catástrofe de riesgo tecnológico, es decir, que hayan sufrido un accidente de origen nuclear, biológico, químico o radiológico.

Esta misma semana ha concluido el segundo módulo formativo teórico-práctico en el que han participado un total de 25 médicos y enfermeros del servicio de Cuidados Críticos y Urgencias, así como personal de mantenimiento, después de la capacitación de un grupo inicial de 30 profesionales.

Este centro hospitalario dispone desde el pasado año de una unidad de descontaminación para poder hacer frente a posibles accidentes de origen tecnológico derivados de los avances producidos en el sector industrial. Esta dotación forma parte del equipamiento con el que cuentan todos los centros hospitalarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para dar una respuesta adecuada a este tipo de emergencias.

En estos incidentes, los afectados deben ser aislados y permanecer en una zona específica para proceder a su descontaminación, de ahí que se requiera material específico para equipar tanto a los profesionales que atiendan a las personas afectadas como las instalaciones en las que se les asiste.

La incorporación de estos recursos a la red hospitalaria lleva aparejada una línea de formación específica destinada a mejorar las competencias de los profesionales en el manejo de las catástrofes con múltiples víctimas. Para ello, el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias ha diseñado un programa formativo basado en la formación en catástrofes de la Sociedad Norteamericana de Cuidados Críticos.

La actividad formativa ha conllevado el despliegue de toda la dotación que para este tipo de accidentes dispone el Hospital Juan Ramón Jimenez, de forma que los profesionales puedan entrenarse de la forma más real posible, familiarizándose con las instalaciones y equipos de protección y descontaminación necesarios en estos casos.

Los dispositivos cuentan con una unidad de campaña de casi 50 metros cuadrados para la descontaminación de los accidentados, con abastecimiento de agua para duchas y generador eléctrico. La dotación incluye también equipos de protección personal para los trabajadores, que garantizan que sus actuaciones se desarrollen de forma segura. La capacidad de actuación rondaría las casi 300 personas por hora.

Esta jornada formativa se va realizar cada año para el reciclaje del personal formado y capacitación de otros nuevos profesionales. Con todo ello, Andalucía es actualmente una de las comunidades autónomas mejor preparadas para la atención a emergencias de riesgo nuclear, biológico, radiológico y químico.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies