El ‘gorilla’ acusado de matar a una mujer, culpable

0

Un jurado popular declaró el jueves culpable de asesinato a un ‘gorrilla’ de nacionalidad portuguesa acusado de estrangular hasta la muerte a una mujer mientras mantenía relaciones sexuales con ella en la casa abandonada que ocupaba, después de que la víctima, que padecía una alteración mental no diagnosticada y depresión, le llamara “maricón”, según información del periodista Andrés Marín para El Mundo.

Según explicó el abogado defensor del acusado, Juan Manuel Cruz, el jurado ha emitido su veredicto de culpabilidad por unanimidad, después de que sus miembros consideraran probado que el acusado asfixiara a la mujer hasta provocarle la muerte.

El aparcacoches portugués, que se encuentra en prisión de manera provisional desde el 26 de febrero de 2009, cuatro días después de que ocurrieran los hechos, tendrá que esperar ahora la sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva, en la que es muy probable que se le imponga la pena de 15 años de cárcel, que es lo que solicita la Fiscalía.

El hombre trabajaba como ‘gorrilla’ aparcando coches en una avenida de la capital onubense y conoció en enero de 2009 a la víctima, con la que coincidió dos veces en la ciudad, una en un comedor social que ambos frecuentaban y otra en la estación de autobuses. En los dos encuentros le llamó “maricón”.

El día en que ocurrieron los hechos, el 22 de febrero de ese año, ambos se volvieron a encontrar, esta vez en la calle Concepción, y el acusado le propuso mantener relaciones sexuales con él en la casa que ocupaba en la calle Duque de la Victoria, un inmueble abandonado en el centro de la ciudad.

La mujer accedió y, colocada boca abajo, le volvió a llamar “maricón”, momento en el que el hombre reaccionó de manera violenta y con su antebrazo colocado en el cuello de la mujer comenzó a apretar “con la intención de acabar con su vida” hasta que le provocó la asfixia mecánica y la estrangulación.

La Fiscalía recordó en su escrito de acusación que el día en que murió estrangulada, la mujer llevada 24 horas fuera de su casa y se encontraba muy debilitada tanto física como psicológicamente, llegando incluso a desmayarse dos veces por la calle. Por este motivo, el Ministerio Público cree que la víctima no tuvo “ninguna capacidad de defensa”.

Además de los 15 años de cárcel por un delito de asesinato, la Fiscalía reclama una indemnización de 17.000 euros que el acusado tendrá que pagar a los dos hijos de la mujer, que era viuda.

El abogado de la defensa anunció su intención de recurrir la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ya que existen “dudas razonables” de que su cliente matara a la mujer.

De hecho, durante el juicio, el hombre se declaró inocente y ratificó su primera declaración, en la que reconoció que se encontró a la víctima por la calle y se la llevó a la vivienda que él ocupaba, donde mantuvo relaciones sexuales de forma “voluntaria y consentida por ambos”, pero cuando terminaron él se fue y la dejó allí.

Cuando volvió a la casa, se la encontró muerta, a lo que añadió que en la vivienda vivía “mucha gente”, la mayor parte de ellos de origen africano y marroquí, por lo que “cualquiera pudo haber entrado y haberla matado”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies