EL LABERINTO
Entendimientos
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioSucedido lo esperable en Diputación y Guerrero es presidenta con la abstención de IU. Ahora, la atención se centra en ver cómo los de Pedro Jiménez materializan su responsabilidad en condicionar el gobierno del organismo provincial. Por su parte, el principal grupo de la oposición tiene tres deberes por delante.

El primero, consolidarse como alternativa de gobierno provincial preparado para asumirlo en cualquier momento si se produjera la necesidad. Segundo, demostrar desde esa posiciónl, que el PP es el partido ‘necesario’ para que Andalucía salga de la crisis económica y del letargo institucional como autonomía de primera y, tercero, consolidar al PP como director de la política en la provincia onubense y también en la capital. Lo último implica una asistencia continuada y sólida a los ayuntamientos conseguidos por el centreoderecha, apoyando a los alcaldes y sus equipos que en muchos casos se encuentran en total soledad y con enormes dificultades de tipo económico y con gran necesidad de asesoramiento.

Además, en el mismo punto, el PP precisa dar el paso de la identificación de ese partido en Huelva no con una persona, sino con la marca de la gaviota. Es sencillo comprenderlo pero complicado realizarlo dado que en su día, Javier Arenas llevó a cabo una apuesta excesiva y arriesgada centrada en la capacidad de ganar elecciones del alcalde de Huelva. Éste último ha mantenido a lo largo de los años que las elecciones las gana él y no el PP, lo que obliga a los hombres y mujeres de ese partido en Huelva a hacer partido, a consolidarlo orgánicamente y a marcar los pasos desde su sede en El Punto y centrar el protagonismo en la dirección provincial y en los efectivos en Diputación.

Ganar las elecciones autonómicas es prioritario para el centro derecha. Hoy por hoy, la opción está representada por el PP y deber de las capas dinámicas de la sociedad es propiciar ese cambio a la vez que pedir al partido de Javier Arenas un claro deslizamiento al centrismo, a la apuesta por los derechos civiles y por lo plenitud autonómica. El entendimiento que se debe dar con la sociedad exige la reciprocidad y la colaboración con aquellas capas mencionadas (las dinámicas), lo que supone la facilitación del camino a la información y a la opinión y la creación y consolidación de vías de comunicación entre la formación y el mundo de la cultura, de la empresa y del trabajo.

La labor no es fácil porque exige, como se ve, concursos externos al propio partido -para lo que tradicionalmente el PP se ha visto mermado-, y supone compromisos y riesgos. Andalucía es esencial en el engranaje actuald el Estado. Si Andalucía queda fuera del control general de un PP que podría estar en el gobierno central, la oposición a dicho poder estará garantizada y será continua desde una comunidad gobernada por el socialismo o por el socialcomunismo. El PP en Huelva y Andalucía mueven ficha:: o complicidad social o continuismo en Diputación y Junta. Y la verdad, el momento es único,.

Compartir.

Leave A Reply