Fertiberia apuesta por la revegetación de las balsas de fosfoyesos

2

La empresa Fertiberia presentó en el último día de plazo ante el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) y ante la Delegación en Huelva de la Junta de Andalucía su proyecto de regeneración de las balsas de fosfoyesos de las marismas de Huelva, después de que la Audiencia Nacional prohibiera el apilamiento de este subproducto desde el 31 de diciembre de 2010 al declarar concluida la concesión otorgada por Costas en su día y obligara a la empresa a avalar con 21,9 millones de euros el arreglo de la zona, según anuncia el periodista Andrés Marín en El Mundo.

En su proyecto, Fertiberia sigue las líneas marcadas por la empresa pública Tragsatec, que apostaba por colocar tierra vegetal encima de los fosfoyesos, y basa sus líneas en la revegetación de una zona de entre 500 y 600 hectáreas, ya que el resto de las 850 totales ya han sido tratadas por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Huelva.

Según ha podido saber EL MUNDO de Andalucía, el plan presentado por Fertiberia plantea la colocación de un agente neutralizante tipo caliza encima de los aproximadamente 40 millones de toneladas de fosfoyesos que se apilan en las marismas, sobre la que se situaría una capa de grava de distintas granulometrías.

Esta capa de grava evitaría que se produjeran filtraciones por la acumulación de agua de lluvia y que los elementos contaminantes presentes en los fosfoyesos ascendieran hasta la capa vegetal que cerraría la regeneración.

El proyecto de Fertiberia contempla, además, la colocación de tierra vegetal mezclada con materia orgánica y fertilizantes, en la que se sembraría vegetación propia de la zona de marismas en la que están las balsas.

Según las fuentes consultadas, este proyecto implica una revegetación “más perfecta” que la planteada en un principio por Tragsatec y por la comisión de expertos creada al efecto por la Junta de Andalucía, por lo que el coste de la regeneración será “muy superior” al fijado en su día de 21,9 millones de euros.

El proyecto de revegetación es el que habitualmente se usa en los países industrializados para regenerar terrenos degradados por los fosfoyesos, un subproducto que los países en vías de desarrollo arrojan directamente al mar o a los estuarios de los ríos.

El MARM exigió el pasado abril a Fertiberia que presentara su plan en virtud a las conclusiones del estudio realizado por la empresa Tragsatec y que el proyecto recogiera las aportaciones realizadas por el comité de expertos. Entre esas conclusiones, el Gobierno detalló que Fertiberia debe hacer un tratamiento in situ de los fosfoyesos que contemple una evaluación de la dinámica geomorfológica de la zona.

Además, la solución que debe aportar Fertiberia “debe incluir no sólo la depuración de la superficie, sino la eliminación de todo elemento contaminante que esté en el agua de las balsas”, según el Gobierno.

El Ayuntamiento de Huelva ya ha mostrado su rechazo frontal a este proyecto de soterramiento auspiciado por el Gobierno y la Junta de Andalucía y que ha presentado Fertiberia, al entenderlo claramente insuficiente.

El alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez (PP), entiende que el proyecto es “una chapuza para salir del paso”, ya que no incluye la retirada de los residuos, sino “taparlos con una fina capa de tierra artificial para plantar vegetación encima, con un periodo de ejecución de más de diez años”.

Rodríguez afirmó que el soterramiento es “una tomadura de pelo”, ya que la Junta vende un proyecto pionero “cuando el Ayuntamiento de Huelva lleva más de 15 años aplicando un sistema parecido, pero con una capa de protección mucho más gruesa de la que prevé la Junta de Andalucía, ya que ellos proponen 40 centímetros y nosotros estamos apostando por siete metros”.

La prohibición de seguir apilando fosfoyesos en las marismas del Tinto provocó el 31 de diciembre, día en el que entró en vigor la sentencia de la Audiencia Nacional, el cierre de Foret, ante la imposibilidad de seguir manteniendo su producción a índices rentables.

Por el momento, la prohibición no provocará el cierre de Fertiberia, ya que esta empresa se adelantó al problema y negoció la compra externa de ácido fosfórico, cuya producción en Huelva es la que genera los fosfoyesos.

Compartir.

2 comentarios

  1. HAY EMPRESAS QUE, LITERALMENTE, TE ATRAGANTAS AL INTENTAR PRONUNCIARLAS. Tragsatec es un buén ejemplo de lo que digo.
    Y ni siquiera lo digo, porque me atraganto. La he tenido que copiar y pegar, soy incapaz de tragarme siquiera su nombre/razón ¿social?…
    Curiosamente me ocurre lo mismo con UGT Huelva, suena muy mal. A la parte del cuerpo desde donde se defeca. De la Junta ni hablo, le queda un telediario. El siguiente será igual de intragable. Los fosfoyesos ya APESTAN, mientras tanto, Fertiberia, Foret, UGT y la Junta, APUESTAN….Y como siempre, perderá Huelva. Saludos cordiales.

  2. ¿AGENTE NEUTRALIZANTE? por Dios hay que seguir con el hacha de guerra, que pocos escrupulos, me comentan personas de Gibraleon que han visto a los camiones de FOSFOYESOS, esto de verdad es para tomar cerrilla, y encima LA ALFOMBRA VERDE DE PEPE JUAN, ALCALDE¡¡ AQUI TE QUIERO VER AHORA SI ERES COMPETENTE COMO ALCALDE para este desproposito, le regalamos una marisma rica en biodiversidad y nos devuelven Sierra Nevada, ALCALDE DILO TU, REGENERAR, REGENERAR, REGENERAR, REGENERAR. Sinvergüenza politico de PepeJuan.

Leave A Reply