El alcalde de Huelva inaugura el programa ‘Un baño sin barreras’

0

El alcalde junto al algunos de los discapacitados.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, acompañado de la teniente de alcalde de Familia, Servicios Sociales y Juventud, Pilar Miranda, ha inaugurado oficialmente este jueves el Programa ‘Un Baño sin Barreras’, que desarrolla el Ayuntamiento de Huelva, hace ya 12 años, en colaboración con Cruz Roja y el Consejo Local de Discapacidad.

En estos años, el Ayuntamiento de Huelva ha ayudado a más de 5.000 onubenses con discapacidad a disfrutar de sus playas durante el verano. Desde principios del mes de julio y hasta finales de agosto, tres días a la semana, se está prestando un año más este servicio que se pone a disposición de las asociaciones de discapacitados y de la población en general con algún tipo de incapacidad física, psíquica o mental, para favorecerles una actividad tan sencilla y habitual, pero tan complicada e inaccesible para ellos, como la de darse un baño o dar un paseo por la playa. Además se realizan todo tipo de talleres y actividades de ocio y dinamización durante toda una jornada.

Para ello, se instala una carpa en la playa, junto a uno de los puestos de socorro de Cruz Roja, con el objeto de ofrecer un lugar de sombra y prestar una atención rápida, en caso de alguna emergencia, a los usuarios del proyecto. La carpa está dotada de sillas y mesas, así como determinados materiales de ocio, como juegos de parchís, aparatos de música, etc. ofreciéndoles no sólo actividades de desplazamiento y baño, sino también otras alternativas de ocio. Con ello, el Ayuntamiento de Huelva pretende ofertar una actividad de ocio y tiempo libre lo más normalizadora e integradora posible y dirigida de forma específica a este colectivo, fortaleciendo sus capacidades y reduciendo su vulnerabilidad.

Esta actividad de verano para personas con movilidad reducida se desarrolla en el Dique Juan Carlos I, la playa municipal del Espigón. Para la prestación del servicio se cuenta con un vehículo especial llamado “anfibuggy”, que es atendido en todo momento por personal de Cruz Roja, para permitir que en silla de rueda, puedan gozar de las delicias de un baño en el mar sin ningún riesgo. Esta silla, posibilita que el minusválido disfrute del baño con total seguridad. El vehículo dispone de tres ruedas para un mejor manejo por la playa, así como para la entrada en el agua. Este proyecto rompe con la idea de que la incapacidad para caminar es una barrera para acudir y disfrutar de la playa y darse un baño de forma autónoma. Otras características relevantes de la silla son que se desplaza sobre la arena, que está preparada para la flotación con su pasajero que es confortable y estable, tanto en el agua como en tierra, que es de fácil conducción y manejo, resistente al agua salada y a la arena, facilita la incorporación del usuario en silla de ruedas, consta de confortable reposapiés y reposa-cabeza, permitiendo al usuario extender las piernas en una postura cómoda y sus apoyabrazos son flotantes.

Los usuarios del servicio son previamente recogidos y traslados por personal de Cruz Roja, en vehículos adaptados para trasladados a la playa, con capacidad para hasta 19 personas por grupo.

Se estima que más de 100 onubenses disfrutan cada año de esta actividad. En la actividad participan además 20 voluntarios, mientras que tanto los colectivos como los particulares pueden ir acompañados por sus monitores o cuidadores.

Compartir.

Leave A Reply