Detenida una banda dedicada al robo y estafa en cajeros

0

Los estafadores bloqueaban los cajeros.

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a dos ciudadanos rumanos, integrantes de una banda organizada, especializada en la obtención de forma fraudulenta del dinero que expenden los cajeros automáticos en las operaciones de reintegro.

La detención se produjo como consecuencia de las investigaciones que se están llevando a cabo en esta Comisaría Provincial, tras haber tenido conocimiento por denuncias formuladas por responsables de sucursales bancarias de esta ciudad, informando de que algunos de sus cajeros automáticos habían sufrido manipulación en las ranuras expendedoras de billetes, y que algunos de sus clientes, tras realizar una operación de reintegro, el cajero no les había expedido el dinero por causas desconocidas.

La tarde del pasado martes, 12 de julio, dos integrantes de esta banda fueron detectados en la Avenida de Italia de nuestra ciudad. Discretamente se montó un dispositivo policial en el que intervinieron miembros del Cuerpo Nacional de Policía destinados en la Unidad Adscrita a la Junta de Andalucía así personal de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial, que culminó con la detención in fraganti de estos delincuentes. En el momento de su detención se le intervino todo el material empleado para llevar a cabo sus fechorías.

Los detenidos que responden a las iniciales de V.T.B, de 20 años de edad y M.A.G., de 25 años y forman parte de un grupo organizado, de origen rumano, itinerantes por toda nuestra geografía nacional, e incluso sur de Portugal.

A los detenidos les constan antecedentes por Robo con Violencia, Delitos Contra la Propiedad y Allanamiento de Morada.

El método o modus operandi empleado por estos malhechores es denominado policialmente como “Cepo capturador”, o en inglés “Cahs Trapping”, y básicamente consiste en la colocación de una chapita o pletina en la boca de salida del dinero de los cajeros automáticos de los bancos o cajas, de tal forma que, cuando el cliente opera, los billetes quedan retenidos sin salir al exterior, y cuando el cliente abandona el cajero, en la creencia de que no ha recibido el dinero por fallo o error de la máquina, uno de los delincuentes, que se encuentra vigilando en las proximidades, se acerca al cajero y extrae la pletina con el dinero que ha quedado aprisionado por aquella.

Estos delincuentes actúan por la tarde en horario de cierre de oficinas bancarias y buscan para la perpetración de su ilícita actividad cajeros del centro de las ciudades, donde es frecuente gran afluencia de viandantes, generalmente exteriores y que carezcan de vigilancia por videocámara de seguridad. La chapita que colocan en la ranura expendedora de billetes es de color y dimensiones idéntica a la del cajero, muy difícil de detectar a simple vista, y se pega a la original con cinta adhesiva donde quedan adheridos los billetes.

Desde esta Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía se aconseja a los usuarios de cajeros automáticos que extremen las precauciones a la hora de realizar operaciones de reintegro de dinero. Se fijen detenidamente en cualquier manipulación que pueda tener la referida máquina, y si tienen dudas no operen y avisen telefónicamente a la entidad bancaria y a la Policía. En el caso de que tras realizar la operación no reciban el dinero se recomienda igualmente avisen inmediatamente a la Policía y no abandonen el lugar hasta que reciban indicación expresa de ello por parte de los agentes.

Por otro lado, se continúan con las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones de miembros de este grupo criminal.

Compartir.

Leave A Reply