LA LUPA
Una venganza contra los alcaldes del PP

1

La LupaEl Partido Socialista, con la ayuda inestimable de Izquierda Unida, ha dado luz verde en el Parlamento de Andalucía a una norma con la que se modificará la Ley Electoral Andaluza para que ningún alcalde o presidente de la Diputación pueda ejercer al mismo tiempo como diputado autonómicoLa medida ha sido incluida en un paquete con el que se busca una mayor calidad democrática y transparencia de las instituciones.

La unanimidad en el resto de propuestas ha sido la tónica general, pero no así en la cuestión de la incompatibilidad de los alcaldes y presidentes de la Diputación.Lo más llamativo de esta iniciativa de PSOE e IU es que afecta a 17 alcaldes del PP, a 1 sólo de la federación de izquierdas y a ninguno de los socialistas.Además, se produce justo después de que el Partido Popular haya barrido literalmente en los municipios más importantes de Andalucía en las pasadas elecciones municipales, con lo que es fácil deducir el interés electoral que hay detrás de la propuesta.

Esta incompatibilidad no existe en el resto del territorio nacional y, para colmo, se quiere imponer justo cuando nos encontramos a meses de la celebración de unas elecciones autonómicas. Es algo así como si el árbitro de un partido cambiara las reglas del juego instantes antes de saltar al campo, con el agravante de que en este caso el trencilla es miembro de uno de los contendientes y sabe el repaso que ha recibido en las urnas, por ejemplo, en las ocho capitales andaluzas.Resulta obvio que la medida no persigue ningún fin distinto al puro interés electoral de quitar al Partido Popular a sus referentes políticos más cercanos a los ciudadanos y que mayor respaldo en votos tienen.

La jugada ha contado con el apoyo de IU, capitaneado por Diego Valderas, que de esta forma verá como se quita de en medio a un alcalde tan díscolo y peculiar como Sánchez Gordillo, el regidor de Marinaleda.La modificación de la actual Ley Electoral no debiera cambiarse sin el consenso de todos los grupos políticos, o al menos de los dos que tienen reales posibilidades de gobernar. El presidente Griñán anunció que los cambios de la Ley Electoral se harían por consenso, pero se ve que el miedo a perder de su partido es más fuerte que su palabra.No creemos que haya motivo alguno para que un alcalde no pueda simultanear el cargo con el de diputado, siempre y cuando cuente con el respaldo de su propio grupo.

Los alcaldes son la voz más cercana de los ciudadanos y que estén representados en el Parlamento de Andalucía nos parece tan conveniente como necesario. Que el PSOE tenga tantísimo cargo al que buscar acomodo no justifica bajo ningún concepto un cambio de las reglas a meses de unas elecciones democráticas.

Compartir.

1 comentario

  1. Luis Gomez99 on

    Si todos los casos son como el de nuestro alcalde Pedro Rodríguez, la ley puede ser positiva, porque se da la oportunidad de ser diputado a alguien que sepa en qué consiste este puesto. Porque la actuación que todos vimos por televisión del Sr. Rodríguez fué lamentable

Leave A Reply