Buenos Villamartas ante chavales con ganas en El Campillo

0

Mucho arte en los chavales que actuaron en El Campillo. (Gilberto)

(www.ambitotoros.blogsport.com)  Tarde de excelente temperatura en la localidad minera de El Campillo.Becerrada, en forma de clase práctica de la Escuela Taurina de Sevilla, Cuatro erales de Villamarta (Molina) de muy juego y excelente presentación, el quinto premiado con la vuelta al ruedo. Plaza de toros portatil que registra un lleno sin apreturas en festejo de entrada gratuita. Ferrater Beca de azul pavo y oro, dos orejas y silencio, Paco Lamas,de blanco roto y oro con los remates en negro silencio y dos orejas y rabo Carlos Corradini (que sustituía a Emilio Silvera hijo) de gris plomo y oro, oreja y oreja. Al inicio del festejo se rindió homenaje al matador de toros onubense Emilio Silvera por sus 25 años de alternativa.Le fueron brindados los tres primeros erales. La alguacilla resulto herida al caerse del caballo y se produjo una rotura de radio.

En época de crisis es una buena y digna solución optar por las novilladas llamadas económicas, espectáculos dignos, donde el público se divierte, los cahavles se foguean y la fiesta toma conciencia y sentido de la medida.

Ayer pudimos contemplar un muy entretenido festejo donde los muy presentados erales de Federico Molina y los añojos de Astolfi permiteron ver las evoluciones de tres muchachos de la escuela de Sevilla, alumnos por tanto de esa figura del toreo llamado Luis de Pauloba, que dicen que quieren ser toreros. Anda toreado este Ferrater Beca torero de dinastía, evoluciona con facilidad ante los erales y parece tener los argumentos técnicos para dar el salto a debutar con los del castoreño, quizá le falta un tanto de corazón y un poco de pureza en su manejo de los terrenos, ante el primer novillo se mostró firme y trasteó de forma voluntariosa y segura. Nos dió un susto de muerte al entar al matar y quedar prendido en el astifino pitón del Villamarta, afortunadamente fue prendido por el traje y todo quedó en un susto, como la espada fue certera el novillero cortó dos generosas orejas.

El cuarto de la tarde, tras un brindis complicado, que manía de dar mil muletazos al toro para facilitar el homenaje, le enjaretó series con poca ligazón el novillo era tardo y el torero optó por el encimismo y por las ganas de agradar base de desplantes. Mató mal y perdió los torfeos.

Paco Lamas anda muy toreado y muy televisado, no nos acabó de gustar su labor ante un potable eral al que le hacia falta temple y que no acabó nunca de romper, voluntad no le falta y el sabio consejo de Pauloba desde el callejón deben hacer mejorar en quietud y ganas las buenas maneras del sevillano, mal con los aceros. En el quinto, el que más trapío tenía del mal enlotado encierro de Molina, empezó con las mismas precauciones y amontonándonse hasta que en una serie al natural el torero y la plaza descubrimos el magnífico son del eral, noble, bravo y con recorrido, ahí si que nos gusto el torero, sintiéndose, corriéndole la mano y estando aplacer en la cara del novillo. Media estocada en su sitio sirvieron de antesala a una brava muerte del Villamarta que fue premiado con la vuelta al ruedo. Dos orejas y rabo fueron el premio del becerrista.

Buenas sensaciones las que dejó Corradini, que sustituía al lesionado Emilio Silvera hijo, que debía debutar de luces y estuvo presente en el callejón apoyando incondicionalmente a su condiscípulo. Maneras aparentes, gestos toreros, buen manejo de los engaños y el desparpajo necesario que puede rayar el deaahogo si no se cuida. El primer añojo de Astolfi fue excelnte para un becerrista que completaba su segunda tarde, Corradini, que lucía brazalete negro en recuerdo de su padre, bien con valor y gusto en los lances del torero, al sexto, más probón y reservón, supo entenderlo y le cortó otra oreja.

(más información en www.ambitotoros.blogsport.com)

Compartir.

Leave A Reply