4 condiciones para reabrir el vertedero

0
Vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva. (Foto: Julián Pérez)

Vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva. (Foto: Julián Pérez)

Greenpeace y Ecologistas en Acción consideran preocupantes los impactos del vertedero, las concesiones a Befesa y la imprudencia de la Junta.

Ante la posible próxima reapertura del vertedero de Nerva (Huelva), que podría tener lugar este viernes, las organizaciones ecologistas piden a la Junta de Andalucía que haga públicos todos los análisis, estudios y auditorías realizadas en la planta de Befesa en Nerva durante el cierre cautelar, y que se garanticen cuatro condiciones básicas de funcionamiento y sobre el futuro de la planta antes de su reapertura.

En primer lugar, Greenpeace y Ecologistas en Acción solicitan conocer cuáles fueron las causas del último incendio y piden que la Junta verifique que no se ha tratado de un comportamiento irregular de la empresa. La segunda condición se refiere a los residuos depositados en el vertedero en el último año y piden que el gobierno andaluz descarte que la empresa haya depositado residuos peligrosos sin tratar, de manera irregular, en el vertedero de residuos no peligrosos. Greenpeace envió a la Consejería de Medio Ambiente evidencias que indicaban un tratamiento irregular e ilegal de residuos peligrosos procedentes de Italia, aunque la Junta de Andalucía nunca respondió a este envío.

Una tercera condición trata sobre los vertidos de aguas residuales desde la planta al cauce del río Tinto, catalogado como Paisaje Protegido y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) por la UE. La Junta de Andalucía tiene que asegurar que las aguas se están tratando conforme a las exigencias de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y certificar que, tanto en el momento que comenzó el cierre cautelar como en la actualidad, el sistema de bombeo y de depuración de aguas se encontraba en perfecto estado de funcionamiento.

Finalmente, consideran indispensable que solo se reabra si existe un calendario de cierre definitivo de la planta y un compromiso de la Junta de rechazar cualquier proyecto de ampliación que implique un aumento de la vida útil de vertedero.

“Solo es aceptable una reapertura del vertedero si existe un calendario de cierre definitivo sobre la mesa y si se cumplen unas condiciones básicas de funcionamiento y legalidad hasta entonces”, ha declarado Juan Romero, de Ecologistas en Acción. “Ni siquiera sabemos los motivos por los que el vertedero tiene siete expedientes abiertos”.

“Las promesas de “seguridad” que ofrece la empresa son las mismas que cuando comenzaron su actividad en Nerva y que no se han cumplido”, ha declarado Sara del Río, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace. “Sería muy imprudente que la Junta siguiera haciendo concesiones a Befesa a costa del medio ambiente y de la salud pública”.

Compartir.

Leave A Reply