BARLOVENTO
Herencias y erencias
[Jimy Pérez Guerrero]

0

Jimy  Pérez GuerreroSe ha hecho algo usual que aquel que recibe el encargo de gobernar una institución solicite, no ya un informe sobre el estado de la cuestión, sino una auténtica auditoría para saber el estado exacto en el que recibe las arcas y la hacienda de la cuestión a gestionar. Algo que Alfonso Guerra llamó
“auditorías de infarto” cuando fue a recibir la “herencia” de la UCD de Calvo Sotelo tras la fuga de Suárez.

De aquellas “auditorías de infarto” hemos pasado a las “herencias de cajones” (que no de coj…). Esta es la mejor forma de describir lo que están recibiendo alcaldes y presidentes de Diputación o Comunidad Autónoma de manos de los anteriores regidores, en su mayoría, del PSOE.

Curioso al menos que las mejores herencias la hayan recibido, en lo económico, los mandamases del PSOE (de manos de la UCD o PP) frente a la ruina que le están dejando a populares y convergentes. Primero, fue Arthur Mas el que puso el grito en el cielo al comprobar que la sanidad catalana anda tocada de muerte. Posteriormente ha sido De Cospedal la que ha abierto el cajón sanitario que, en lugar de tener telarañas, estaba repleto de facturas sin consignar presupuestariamente hasta en el doble fondo del mismo.

Y hay quien dice que lo peor está por llegar y que la herencia de ZP será como la que dejó Felipe González en la Seguridad Social. Pero ya se sabe que la memoria es frágil y que pasado el verano a los nuevos se les va a exigir que gobiernen sin mirar atrás, intentando dar soluciones a la multitud de problemas que nos acompañan.

Siempre será mejor estas herencias que la “erencia” que piensa dejar Griñán en Andalucía. El caso Eres es el peor ejemplo de lo que debe hacer un gobernante, porque demuestra falta de diligencia en el uso de fondos públicos y mucha desfachatez en la explicación de lo inexplicable por deshonroso.

Visto lo visto, lo mejor que nos deja ZP es que volvemos a apretarnos el cinturón y que exigiremos gobernantes austeros y eficaces. Es decir, como ZP pero al revés.

PD1: Los alcaldes ya no podrán calentar bancos en el parlamento andaluz. Y la medida sería buena si no es porque quién lo propone lo hace exclusivamente por interés electoral. En todo caso, a partir de ahora, un hombre/ una mujer: un cargo (que no carga). A uno a uno, a poquito: poquito.

Compartir.

Leave A Reply