La Junta de Andalucía deja en la estacada a los 4.000 mayores del Mora Claros

2

El Centro de Día de Mora Claros, cerrado. (Julián Pérez).

(Texto: R. P. U.   redaccion@unquiles.es)      El rosario de puntos negros que se cierne sobre la Delegación Provincial para la Igualdad y Bienestar Social no tiene fin. A la penosa gestión de los recursos destinados a aquellas familias que carecen de los más elementales medios para sobrevivir –hay que recordar que de los 21,1 millones de euros de presupuesto aprobados en concepto de salario social en el ejercicio de 2011 para Huelva sólo se han abonado 180.000– se une ahora que el Centro de Día Mora Claros, que presta servicio a miles de mayores de la zona centro, va a dar el cerrojazo todas las tardes entre el 15 de julio y el 9 de septiembre. La razón que alegan los responsables para justificar semejante medida es la falta de presupuesto.Para tener una idea exacta del perjuicio que causa la medida hay que tener presente que el centro tiene 4.000 asociados, que a diario usan sus servicios unos 800 y que por las tardes el movimiento es de alrededor de 400 mayores, a los que habría que sumar los que acuden al Mora Claros procedentes de excursiones.

Y nada habría que decir si se hubiera procedido a la hora de tomar la decisión de acuerdo con lo que marcan los estatutos. Pero, según ha podido saber HuelvaYa, no ha sido así. Hasta el punto de que el departamento a cuyo frente se encuentra la socialista Carmen Lloret tiene otro centro de día en la barriada de la Isla Chica que sí va a permanecer abierto durante las tardes del verano. La pregunta que se hacen los afectados es por qué se establecen estas diferencias. Por qué el centro de día gestionado por la Junta de Andalucía en la Isla Chica sí va a permanecer abierto por las tardes y el de la huelvana calle Mora Cloras, el de la zona centro, no.

En concreto, uno de los mayores de Mora Claros, que ha preferido permanecer en el anonimato, ha manifestado que “lo que no se entiende es que sí mantengan un centro de día abierto en otra barriada de nuestra ciudad, para el que al parecer sí llegan los presupuestos, y que a nosotros nos hayan dicho que el que tenga calor que se marche a la playa”. Otro de los aspectos sobre los que planea la polémica es la manera en que se ha actuado para determinar el cierre del centro durante las tardes estivales. La información en poder de este diario es que se ha producido de forma unilateral. Es decir, que no se han respetado los estatutos, que contemplan que todas las decisiones se han de llevar a una asamblea para que los socios del centro las aprueben.

En lugar de aplicar la legalidad la determinación se ha adoptado de forma unilateral. Exclusivamente han intervenido los responsables de la Delegación de Igualdad, el director del centro y determinados miembros de la junta directiva con los que se habría contactado telefónicamente, pero no se ha celebrado la pertinente asamblea de socios. Estos son los hechos que ha conocido este periódico. Sin embargo, habría que ir más allá para averiguar qué hay detrás de la medida.

Y por ese camino, precisamente, es por donde se pueden ir deshaciendo determinados nudos hasta dejar a la luz la verdadera intencionalidad de la medida.Porque la clave de la cuestión, la verdadera clave, se encuentra en la discriminación a la que son sometidos los mayores del centro Mora Claros en relación con los de la Isla Chica. Y los afectados encuentran la respuesta en términos electorales. Ahora, dicen, los socios del centro no son un objetivo prioritario de la Junta, entre otras razones porque los consideran votantes no afines al partido que actualmente sustenta el Gobierno autonómico de Andalucía, mientras que en el caso de la Isla Chica la Junta se cree en la obligación de continuar complaciendo a los asociados, más proclives al PSOE, para que de cara a próximas elecciones depositen su confianza en quienes a nivel político dirigen hoy el destino del centro de día. Esa es, escrita en plata, la explicación.

En el fondo de este asunto subyace el modus operandi que despliegan desde la Junta en los centros de día controlados por la Consejería de Igualdad cada vez que hay en el horizonte unos comicios. Los mayores se consideran un segmento poblacional determinante pero moldeable, por lo que no dudan en desplegar una ‘campaña’ basada en bailes, excursiones y meriendas para captar sus votos. Y estas ‘campañas’ son más intensas en aquellos centros donde estiman que tienen más que ganar. Razón última que justifica, siempre según los afectados, por qué estará cerrado durante las tardes de verano el centro Mora Claros y abierto el de la Isla Chica.

Compartir.

2 comentarios

  1. SocialistaDeVerdad on

    El dia despues de las proximas generales, que no se reunan los supersabios de la Ejecutiva del PSOE para estudiar la quintaesencia de la derrota.
    Es facil saber el motivo.
    Este es uno de los ejemplos.
    Asi de simple.
    Con casi 30 años de Republica cuasiSocialista en Andalucia y no han cambiado casi nada, pudiendo haberlo hecho, pues Andalucia deberia tener muchisima fuerza en Madrid.
    ¿Porque?. Por querer salir siempre en la foto, y la nomina asegurada.
    Mejoremos Andalucia.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies