OFF THE RECORD
Calores
[Lorena Martín Montilla]

3

Lorena Martín MontillaLos nuevos aires que soplan desde el 22 de mayo alivian las altas temperaturas propias de esta época estival que, además de registrarse en los termómetros de las desérticas calles, se reflejan en las instituciones neonatas afanadas en aparentar una actividad relegada estos meses a tareas menores mientras sus púgiles intentan adaptarse al nuevo clima.

La tensión es palpable; la lucha de egos y las recolocaciones de las fichas socialistas y populares enrarecen un caldeado ambiente en el que hay demasiados gallos en pugna. Estarán vigilantes unos y otros para ser los primeros en destapar las vergüenzas ajenas. Y es que la reestructuración de muchos consistorios de la provincia se ha convertido en una descontrolada quema de rastrojos.

Los arquitectos de la purga en los Ayuntamientos que no se sostienen por la deuda y las plantillas infladas intentarán esquivar llamativos titulares sacando la basura sin que el olor levante sospechas. Ya hemos visto al Partido Popular airear los siete mandamientos antes de morder la manzana y cometer el pecado. Ha allanado el camino para hacer lo que los anteriores gobiernos no quisieron, no supieron o no se atrevieron.

Estos recortes venideros no son fácilmente digeribles ante la bandera de la pérdida de empleo que portarán los desterrados que quieren volver al trono. Será durante los meses de julio y agosto, aprovechando que la mayoría estamos deshidratados por las calores, cuando los bien bautizados planes de reestructuración vean la luz. Desde el PP se intentará apagar los conatos de incendios que surjan en el camino frente a un Partido Socialista que espera ansioso las noticias para tacharlos de impíos.

Pero en esta limpieza, la lejía dejará manchas difíciles de quitar. Es posible que los populares señalen la salida a los viejos aliados de los socialistas y por la puerta de atrás coloquen a sus cargos de confianza. Un juego natural pero peligroso porque será un arma fácil para un PSOE que pretende recuperar el territorio perdido.

Éste es el microclima creado después del 22-M. Tras las cobardías pre-electorales se remangan las chaquetas y se levantan las alfombras con el cobijo del calor veraniego, más proclive a encubrir abusos y perezas. Estén atentos a las fogatas y traigan hielo.

Compartir.

3 comentarios

  1. Ya veremos Lorena, ya veremos. No cambiará nada. ” Quítate tu pa ponerme yo “, que decía mi padre.
    Cada uno en su casa sabe cuando el pescado está podrido y, con resolución, lo tira. No se entiende bien cómo, en lo público, la ciudadanía actúa diferente. Seguramente por lo mismo que al rebaño se le lleva al despeñadero sin que una sola unidad se pregunte cual es su destino.
    El mal de nuestra época es el mismo que, durante siglos, milenios diría, ha permitido a los turbios gobernar a las masas.
    Lo increible es que hoy todavía funcione.
    Un saludo

  2. los del PP harán lo mismo que los del PSOE, no hay diferencias entre ellos. pero es verdad que no les va a quedar más remedio echar a gente, muchos de ellos enchufados de los socialistas pero ellos también meterán a los suyos. está claro.y ahora que estamos todos despitados es el mejor momento, totalmente de acuerdo.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies