Los dos concejales de IU en Almonte expedientados por votar al PP agotarán el plazo para presentar sus alegaciones

0
Pedro Jiménez en la noche electoral. (Foto: J.C.)

Pedro Jiménez, junto a Francisco Javier Camacho y Juan Manuel Arazola, en la noche electoral. (Foto: J.C.)

Los dos concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Almonte expedientados por la dirección provincial -a cuyo frente se encuentra Pedro Jiménez- tras apoyar la investidura del candidato del PP a la Alcaldía, desbancando así al socialista Francisco Bella y desobedeciendo las órdenes de la cúpula de su partido a todos los niveles, apurarán “hasta el último día” para presentar sus alegaciones.

Los dos ediles de IU, Daniel Martínez y María Isabel Bejarano, disponen hasta el próximo 15 de septiembre para entregar sus escritos de defensa al instructor del expediente, el ex alcalde izquierdista de Cortegana, Antonio Marín, quien ha propuesto desde la suspensión temporal de militancia hasta la expulsión definitiva de ambos concejales como castigo por incumplir las políticas de alianzas marcadas por la federación de izquierdas tras los resultados electorales del pasado 22 de mayo.

Según ha explicado el ex portavoz municipal de IU, Fernando Bejarano, una vez que en el pasado mes de julio ya se notificó la apertura del expediente, los dos ediles “agotarán todos los plazos previstos”, al tiempo que ha afirmado que sique “confiando en que todo quede en una expulsión temporal de militancia de tan sólo unos meses”.

“La asamblea de IU de Almonte no entendería ni aceptaría que los dos concejales paguen con su expulsión por una decisión tomada casi por la unanimidad de sus miembros. Ellos, al fin y al cabo, tan sólo hicieron lo que la asamblea les dijo que hicieran”, señala Bejarano.

El ex portavoz izquierdista en el Consistorio almonteño espera que “impere la sensatez” en este asunto, sobre todo después de la experiencia vivida por la coalición en el Ayuntamiento de Bollullos Par del Condado, donde IU tan sólo cuenta con un concejal en esta legislatura tras la decisión de la dirección provincial de expulsar, en 2008, a cinco ediles por presentar una moción de censura con el PP para echar al PSOE de la Alcaldía.

“Es el momento que los precios políticos los paguen otros”, apunta Bejarano tras recordar que los electores apostaron el 22-M por el “cambio” y el asamblea almonteña de IU “fue coherente con lo que pidió el pueblo con sus votos y ante las políticas desarrolladas por el PSOE en los últimos 20 años”.

Respecto a la gestión que hasta la fecha está realizando el nuevo equipo del PP en el Ayuntamiento de Almonte, el izquierdista apunta que “aún es muy pronto para hacer un balance” y que “habrá que esperar, al menos, a que pasen los 100 días de cortesía”.

No obstante, para Fernando Bejarano la situación ruinosa en la que el PSOE ha dejado el Consistorio después de 32 años de gobierno “no permite llevar a cabo una labor política sino exclusivamente intentar salvar al moribundo”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies