Éxito de Escribano Cortés y León en Almonaster la Real

0
Tarde de toros en Almonaster.

Tarde de toros en Almonaster.

(www.ambitotoros.blogspot.com) Plaza de toros de Almonaster la Real. Cuatro toros de Lora Sangrán de muy buena presentación, destacando por su juego cuarto y quinto, de encaste Benítez Cubero, premiados con la vuelta al ruedo ambos. Los dos primeros eran de origen Núñez. Y dos erales de toros de la plata de excelente juego. Actuaba como sobresaliente del festejo El Estudiante. Tarde de agradable temperatura. Tres cuartos de entrada.

Manuel Escribano, de verde y oro con cabos blancos, dos orejas y dos orejas y rabo.

Salvador Cortes, de azul pavo y oro, dos orejas y oreja.

Miguel Ángel León, de blanco y oro, dos orejas y dos orejas.

La terna salió a hombros del precioso coso serrano.

La temporada taurina onubense se viene al norte. Tras el culmen de Colombinas vienen las etapas rompecoches pero alegracorazones de la Sierra, Almonaster y Valverde hoy; Santa Olalla y Arroyomolinos la semana que viene. Zalamea, en fin, el placer de la buena mesa, las largas conversaciones en coche, las ventas de los amigos y los saludos serranos que tanto nos alegran.

Hoy hacemos doblete, Almonaster y Valverde, Pepe Ruciero, Miguel Ventura, Gilberto, Pepe Plaza, todo el equipo de amigos de Ambitotoros nos desplazamos a ver toros.

Nosotros, por eso de dar ejemplo y sufrir más que nadie las inclemencias de la carretera, nos subimos hasta la plaza de toros del Castilo de Almonaster. Las costumbres son ritos, comida opipara y sencilla: huevos con jamón para que nos entiendan, en la Venta del Patrás, subir la cuesta de la plaza en romería y penitencia y un rato de recogimiento en la entrañable mezquita antes de los toros, luego…

Pues luego una plaza de toros que es un primor y una tarde que se vino arriba gracias a la nobleza dulce y suave de los Benítez Cubero, que se lidían con el hierro sevillano pero cercano de Lora Sangrán y a los argumentos y el buen toreo de los tres espadas de la tarde.

Especial cariño ponemos en alabar la bravura dulce y suave de los toros de encaste Benítez Cubero en tiempos de monodomecq y tentetieso. Tanto las noticias que nos llegan de Valverde con los de El Chaparral, Benítez Cubero vía Guillermo Acosta, como lo visto hoy en los dos toros lidiados de este encaste de Lora Sangrán en Almonaster, nos hace tener esperanzas en el toro hondo de Cubero.

En el primero Escribano banderillea sin mucho lucimiento a un toro parado, que luego en la muleta tampoco dice mucho. El marmolillo se deja hace y el valiente torero lo pone todo. Faena por ambos pitones, iniciada de rodilla, culminada con manoletinas y abrochada con una gran estocada en la ejecución, algo trasera en el sitio, dos orejas para abrir plaza y que aquello se viniera arriba.

Al más boyante cuarto lo recibió de rodillas, con dos largas cambiadas, lo parea con gusto culminando con un buen par al violín quebrando, tras coger la pañosa, buenos lances al natural y redondos muy templados y gustosos. El toro era un bendito, de los que descubren a los malos toreros, aquí había matador. A pesar del viento lo cuajó de inicio a fin: desplantes de rodillas, manoletinas, bernardinas y, claro, petición de indulto. No hubo caso y tras un aviso el matador recetó una estocada baja que se obvió por la importancia de la faena vivida para concederle el rabo.

Salvador Cortés dejó su tarjeta de presentación en un buen recibo capotero. El toro se quedó paradito tras un puyazo gordo, le arranca los muletazos uno a uno con oficio, el toro era bronco y remataba por la izquierda con malintencionados tornillazos, además se quedaba corto. El oficio y la disposición del matador de toros taparon las condiciones del de Lora y supieron sacar faena de mérito que el del Aljarafe enjaretó en trasteo de derechas culminada con una estocada desprendida que necesitó de un descabello.

Al quinto, de excelente tranco, de buenas hechuras y noble hasta lo dulce, le cuajó una faena de gusto, de mucha lentitud. Nos recordó al Cortés de Sevilla, el que toreó más lento de la pasada feria abrileña, el toro humillando, Salvador Cortés cumbre, templando, mandando, en el sitio. Faena de altura, y no es un juego de palabras. Con la espada no anduvo bien el hijo de Mariscal y perdió los máximos trofeos.

Miguel Ángel León, de quien nos cuentan que tiene vinculaciones con la localidad serrana, que se muestra cada día más bella, se mostró en novillero bullicioso, firmando dos largas faenas de dos orejas. En su primero, Gregorio Bravo perdió pie ante el eral y se las vio apurado. El chaval, de impecable vestido de torear blanco y, con remates en blanco, mostró sus argumentos, valor, ganas de bajar la mano,empuje y gusto en ciertos momentos de las dos faenas. Bien en su presentación en nuestra provincia.

Pitando salimos de la plaza buscando un lugar cerca de Valverde, con cobertura ADSL, o WIFI o GPRS o señales de humo, para hacer dos crónicas.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies