El Ayuntamiento de Huelva consolida 117 nuevos puestos de trabajo fijos y estables

0

Encuentros de formación de auxiliares.

El Ayuntamiento de Huelva ha consolidado este año 117 nuevos puestos de trabajo, fijos y estables, gracias al Servicio de Ayuda a Domicilio. Con las nuevas contrataciones, son ya más de 400 onubenses los que integran este servicio convertido en un yacimiento de empleo, especialmente enfocado a las mujeres, ya que en el 95,5% de los casos está protagonizado por mujeres, hasta ahora desempleadas.

Encuentros de formación de auxiliares.

El progresivo crecimiento del Servicio de Ayuda a Domicilio en Huelva, que actualmente cubre a 1.612 usuarios (lo que a nivel familiar supone llegar a más de 5.000 onubenses) ha generado la incorporación paulatina de nuevas profesionales en plantilla. Los resultados certifican el nuevo yacimiento de empleo en que se ha convertido este servicio, sólo al revisar los datos de 2010, ya que el año se inició con un total de 217 auxiliares titulares, superando la contratación en diciembre de 386 auxiliares titulares y 52 sustitutas. Esto supone un incremento del 43,82% respecto al año 2009, y en términos absolutos, 117 nuevas contrataciones.

Para dar respuesta a esta realidad con la celeridad que requiere el servicio y garantizar la calidad del mismo, se ha consolidado además la formación de alumnos en prácticas, a través de convenios de colaboración con distintas entidades de formación como medida principal de captación y selección de personal. En este sentido, los acuerdos de colaboración formalizados a lo largo del año para la formación práctica de alumnos como Auxiliares de Ayuda a Domicilio, supone una fuente importante y continua de candidatos a cubrir puestos en nuestra empresa. Estos convenios se han realizado con la Fundación Valdocco, Asociación Caminar, Cáritas Diocesana, Cruz Roja Española, Forem Andalucía, Asociación ADOM 40 y Centro Municipal de Servicios Sociales del Lazareto.

Además, las auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio Municipal reciben una formación continua, con el objetivo de disponer de una plantilla formada de acuerdo a los requisitos normativos que exige la prestación del Servicio; obtener el perfeccionamiento integral del personal en sus habilidades profesionales y personales; ayudar a los trabajadores a alcanzar un alto nivel de rendimiento y una mayor satisfacción personal; y sensibilizar e involucrar al personal hacia políticas de calidad, medioambiente y prevención de riesgos laborales.

Con estos datos se demuestra que el proceso de transformación y evolución experimentado por el Servicio de Ayuda a Domicilio desde el año 2008 ha alcanzado su madurez. El crecimiento del servicio se ha visto traducido en aumentos muy relevantes y significativos, en cuanto a casos atendidos (1,612), presupuesto, (7.345.402,39 euros), horas de atención prestadas (505.671, 81) y especialmente, de nuevas incorporaciones laborales, concretamente 386 auxiliares titulares y 52 sustitutas.

La importancia, en el plano de creación de empleo que supone el Servicio, se suma a la extraordinaria labor que realizan estos profesionales para facilitar la vida los 1.612 usuarios y sus familias. En cuanto al perfil de los usuarios, el 87% responde a personas mayores, mientras que el resto son personas con discapacidad. De ellos, el 78% son mujeres y respecto a la edad, aunque casi el 50% de los usuarios se encuentra situado entre los 71 y los 80 años, destaca el progresivo incremento de los mayores de 80 años, que actualmente supera ya el 30%.

Desde el Servicio de Ayuda a Domicilio se atiende la dimensión fisiológica, la dimensión psíquica provocada por los deterioros cognitivos y las demencias y especialmente a la dimensión social de los usuarios. Supone, por tanto, la atención del concepto de salud, en su sentido íntegro, incluyendo su aislamiento social, debido al cese en la actividad laboral, la disminución de relaciones con grupos de iguales provocado por mermas en el estado de salud o fallecimientos o, en algunos casos el abandono familiar.

Todo ello aboca a la desvinculación con el entorno, a lo que hay que añadir el debilitamiento de las redes de apoyo propio de la sociedad individualista en la que vivimos. Por ello, la preeminencia que hasta el momento se venía confiriendo a las tareas pertenecientes al área de atención a las necesidades de carácter doméstico (alcanzando el 88,6% en 2008 y el 63,8% en 2009) empieza a perder intensidad paulatinamente para pasar a concentrar actualmente una tasa del 45,16%.

Una considerable reducción que las sitúa por primera vez en el segundo puesto tras las actuaciones de carácter personal que constituyen un 53,56 %. En el conjunto de tareas asignadas, la limpieza de vivienda ocuparía el primer lugar con un 36,26%, a la que le seguirían los acompañamientos con un 17,44% y aseos personales con un 17,29%, los combinados de atención personal y domésticas se encuentran en cuarto lugar con un 9,58%, le suceden los combinados de atención doméstica con el 7,31%.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies