La flota de arrastre del Golfo de Cádiz se siente “desamparada” por Junta y Gobierno

1
Barcos amarrados a puerto.

Barcos amarrados a puerto.

(Texto: José Carlos Aguado)  SOS de la flota de arrastre del Golfo de Cádiz. El futuro de 700 puestos de trabajo directo va a la deriva. Así lo han advertido este miércoles las asociaciones de armadores y cofradías de pescadores de Isla Cristina, Ayamonte y Lepe, en Huelva, y Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz. Todas ellas al unísono han acusado al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía de “discriminación y desamparo”, al tiempo que han reclamado la dimisión de sus máximos responsables, Rosa Aguilar y Clara Aguilera, respectivamente.

El origen de estas críticas es la negativa a adelantar diez toneladas de la cuota de bacaladilla del próximo año, una vez que ya se ha consumido la de 2011 “por barcos de la flota del Cantábrico y a las que ya le habían otorgado una cuota adicional”. “Nosotros ahora la bacaladilla que viene a bordo tenemos que tirarla al agua, por eso reclamamos un reparto proporcional a los distintos caladeros de la cuota nacional de esta o cualquier otra especie”, explica a EL MUNDO Andalucía Agustín Rodríguez, secretario de la Asociación de Armadores de Lepe.

El conflicto de la bacaladilla es “la gota que ha colmado el vaso de la paciencia” de una flota de arrastre compuesta a día de hoy por 147 barcos de Huelva y Cádiz. “Nos sentimos desamparados, como si el Gobierno y la Junta le prestaran más atención a otras flotas mientras nosotros estamos abandonados”, se lamenta el armador lepero quien está convencido de que la solución a buena parte de los males está en que se lleve a cabo una “gestión administrativa ordenada que nos permita vivir a todos”.

Pero no hay manera. A juicio de Agustín Rodríguez los problemas siguen “acumulándose” ante la incapacidad de las administraciones de plantear respuestas a un sector que también se ahoga con la crisis. “Con los precios del combustible y las limitaciones de pesca que tenemos, los barcos no están sacando ni para abonarle el sueldo a la gente ni para hacer frente a las obligaciones de pago. Sin embargo, tenemos que tirar pesca por la borda. Esto es un contrasentido”, señala.

El futuro de los arrastreros del Golfo de Cádiz no se pinta nada de halagüeño. Cientos de familias de la costa onubense y gaditana dependen de esta actividad tradicional. “Sabemos que a nivel europeo hay una fuerte restricción por una sobrepesca generalizada, pero ante esta pesquería artesanal, de barcos que entran y salen cada día, debería haber una sensibilidad especial para ordenarlo de otra manera permitiéndonos un sueldo digno y mantener los empleos”, apunta Rodríguez quien se queja de que la consejera de Agricultura y Pesca no les da el respaldo “que sí vemos que presta al sector agrícola, que goza de la suficiente repercusión mediática y apoyo institucional”.

Por último, el secretario de la asociación lepera ha asegurado que fruto del “desánimo” hay armadores “que se están planteando tirar la toalla después de toda una vida dedicada a esta profesión” y que actualmente no se desguazan más barcos “simplemente porque no cumplen el requisito de la Unión Europea de tener más de diez años de antigüedad”.

El PP pide a la Junta apoyo para los pescadores

Por su parte, el Partido Popular ha exigido a la Junta de Andalucía que defienda a los arrastreros onubenses ante el cierre del caladero de la bacaladilla en el Golfo de Cádiz debido a que el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM), ha decidido que el cupo de estas capturas lo obtengan los pescadores del Cántabrico.

Para la parlamentaria andaluza del PP y portavoz de Pesca del PP en la Cámara andaluz, María Sacramento, esta decisión es “un nuevo agravio” de las administraciones gobernadas por el PSOE a los pescadores onubenses.

La popular, asimismo, ha anunciado que en septiembre se debatirá en el Parlamento andaluz una Proposición No de Ley registrada días atrás por el PP en la que se reclama a la Consejería de Agricultura y Pesca que inste al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino a levantar la prohibición de pescar bacaladilla en el Golfo de Cádiz y se tenga en cuenta a los arrastreros andaluces en el reparto del TAC correspondiente a España”, como ha explicado la parlamentaria andaluza del PP.

Para Sacramento, “la reciente reacción de los pescadores onubenses viene a demostrar, una vez más, que se sienten abandonados por la Junta y el Gobierno” tras el cierre de la pesquería de bacaladilla en el Golfo de Cádiz.

El sector, como ha trasladado Sacramento, “lamenta que tras los esfuerzos que han venido realizando con la reducción de la flota y las paradas biológicas sin ayudas, ahora se encuentren con lo que consideran un revés de la ministra del MARM al sector del arrastre del Golfo de Cádiz”.

Asimismo, ha añadido Sacramento, “los pescadores denuncian sentirse discriminados por la Administración que ha beneficiado al Cantábrico Norte y se ha llevado el TAC de capturas de bacaladilla en detrimento de Andalucía que ha quedado prácticamente fuera del reparto”.

La dirigente del PP onubense ha señalado que los pescadores “han intentado, por activa y por pasiva, ser atendidos en sus reivindicaciones que no son otras que se les permita capturar bacaladilla igual que a los pescadores del Cantábrico por dos motivos esenciales: la captura de la bacaladilla supone un suplemento a las escasas capturas que los arrastreros llevan a cabo últimamente y porque esta especie es un depredador de la gamba blanca, por lo que no capturarlas supondría un grave daño a la producción de este preciado crustáceo que tendería a desaparecer, si no en su totalidad, sí en gran parte”.

Sacramento, a este respecto, ha indicado que “la situación que atraviesa el sector pesquero andaluz es complicada y éste no se siente representado por las Administraciones”.

Así, como ha explicado la parlamentaria andaluza del PP, “con la problemática que atravesaron las almadrabas gaditanas el año pasado, en clara desventaja respecto a las capturas de atún rojo frente a los cerqueros, la situación que viene sufriendo el sector de la chirla del Golfo de Cádiz y ahora esta nueva crisis de los arrastreros, queda patente la pasividad y lo poco que les importa al PSOE nuestros pescadores y el futuro de la pesca en Andalucía”.

Compartir.

1 comentario

  1. La Junta de Andalucía flota a la deriva, sin rumbo y a merced del oleaje, los vientos y las brisas. Tanto da que sea en Agricultura, como en Ciencia, Fomento, Industria… ¡da igual! lo importante es que, de una vez por todas, cambie y llegue aire fresco, pues ya sabemos el refrán, “renovarse o morir”.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies