EL LABERINTO
Turnismo
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioPocas fotos tan deprimentes. Ver juntos, mano sobre mano, a los líderes políticos de los cuatro partidos más importantes de Huelva, en vez de causa de alegría, resultó sonrojante y enervante. Por lo menos podían haber evitado el gesto. Con la firma del acuerdo y un comunicado oficial habría sido suficiente. Mario Jiménez y Manuel Andrés González tocándose la piel, sonrientes como en un anuncio dentífrico sin marca. ¡Por Dios! Penoso porque, mientras tanto, se espera que nosotros sigamos creyendo en las palabras de unos sobre la de los otros, que continuemos hablando mal de los pensamientos de unos sobre el de los otros cuando los otros se suman hoy al de los unos. En menuda situación nos dejan. ¿Qué más podría suceder para que nuestra independencia sea aún más contundente? 

Llevamos mucho tiempo reclamando el cambio en las direcciones políticas y económicas. Conocido es mi posicionamiento por el cambio de régimen y mi moderación al pedir primero la sustitución de la administración actual por otra de centro derecha. También mi deseo de que una nueva ley electoral permita que otros partidos puedan entrar en el arco parlamentario, incluido uno liberal plenamente comprometido con la persona y la igualdad de oportunidades. Mientras eso no sea así, habrá que pedir que las opciones centristas (o cercanas al centrismo), se comporten no sólo con sensatez, sino son decencia y buen gusto hacia el electorado. No se puede andar diciendo una cosa hoy y embarcarnos a tantos en la defensa de esas opciones porque verdaderamente nos parecen las adecuadas y al pasar del tiempo por no sé qué intereses generales que yo no acabo de ver, se dé un golpe de timón para recorrer el camino contrario. No seré yo quien defienda lo que no me parece defendible.

Y llegados hasta aquí habrá que decir más. Se está o no se está por la regeneración (¡ojo!, que no es una cuestión de edad). Bien está decir que es una auténtica barbaridad que Javier Barrero y otros eternos sigan en las listas del PSOE, máxime cuando nada han hecho por los intereses de Huelva. Pero lo que deseamos sea regla para una formación debe serlo para el resto, digo yo. Así pues habrá que estar atentos a cómo conforman las listas cada partido y si se confeccionan para el mejor servicio de la sociedad o sólo por interés personales, de clase, de apellido o de partido. Aunque algunos piensen y digan lo contrario, nada debo y a nadie me debo. Recorro mi camino en soledad, muy ligero de equipaje y mi voz sólo sirve a lo que pienso. Que nadie espere otra cosa de mí. La foto de los cuatro más uno no me ha gustado y, en cuanto a lo segundo –las listas-, me temo lo peor y en consecuencia, el mal a combatir es el régimen, no sólo quienes nos gobiernan o dejan de gobernar. En verdad, todo huele demasiado a aquel triste ‘turnismo’ que tanto defraudó a las sociedades andaluza y española en la otra Restauración.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies