La Guardia Civil imputa a cuatro personas en Niebla y Almonte por caza furtiva

0

Imagen de la carabina.

Agentes del Destacamento Especial del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), que la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva tiene establecido para la protección del Entorno de Doñana, han procedido a la imputación de F.M.M., de 40 años de edad; y de J.M.M., de 38 años, ambos vecinos de la localidad sevillana de Villamanrique de la Condesa, como presuntos autores de un delito contra la flora y fauna silvestre.A las 19.30 horas del 25 de agosto, se recibió aviso de la central del Acebuche, perteneciente al Espacio Natural de Doñana, de que posiblemente dos personas hubieran entrado en el Parque Nacional y que lo hubieran hecho armadas. Ante la posibilidad de que se tratara de un caso de caza furtiva, los agentes de la Guardia Civil iniciaron un rápido despliegue por la zona denominada “La Dehesilla”, por ser ésta la zona en la que se sospechaba pudieran hallarse los dos intrusos.

Los agentes de la Guardia Civil fueron auxiliados en las labores de búsqueda por parte de integrantes de la guardería del parque, con el objeto de abarcar el mayor espacio posible. A las 20’15 horas, la Guardia Civil, localizó a los dos hombres, a quienes les fue intervenida una carabina de aire comprimido, la cual había sido modificada para poder disparar cartuchería metálica.

Por estos hechos y debido a la alteración de las características del arma, además del delito de caza, les fue imputado un delito de tenencia ilegal de armas.

Dos imputados más en Niebla.

El día anterior, guardias civiles de la Patrulla del SEPRONA de Niebla, procedieron a la imputación de otros dos hombres, I.O.R., de 42 años de edad y de P.C.C., de 60 años, ambos vecinos de Manzanilla; a los que les ha sido imputado un delito contra la fauna y flora silvestre.

Estos dos hombres fueron sorprendidos en el interior de un coto de caza denominado “La Uncia”, sito en el término municipal de Niebla, después de que un guarda, les viera entrar en el acotado portando un rifle. Avisada la Guardia Civil, los agentes del SEPRONA hicieron acto de presencia inmediatamente en el lugar, pudiendo observar a los dos hombres, quienes al percatarse de que habían sido descubiertos, huyeron campo a través.

Tras ser localizados, se les imputó un delito de caza y les fue intervenido un rifle del calibre 243, apto para la caza mayor.

La Guardia Civil ha instruido en ambos casos las correspondientes diligencias que, en unión de los imputados, han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción competentes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies