Proyectos para unir Sanlúcar de Guadiana con la localidad portuguesa de Alcoutim

1

Sanlúcar de Guadiana.

Sanlúcar del Guadiana y el municipio portugués de Alcoutim llevan más de una década trabajando de forma conjunta bajo el auspicio de la Unión Europea para tratar de buscar una manera de conectar ambas orillas más allá de subirse a una pequeña embarcación y cruzar el río, según informa José Carlos Aguado en El Mundo.

La forma más lógica, construir un puente, parece ser que es la más complicada. Ya en el año 2000, los gobiernos de España y Portugal crearon una comisión para analizar la creación de nuevos pasos fronterizos y entre las opciones ya aparecía “en estudio” el viaducto que ligaría estas dos pequeñas poblaciones.

Han pasado once años y pese a las protestas protagonizadas por vecinos de ambos lados, no existe ni la más remota posibilidad de que este proyecto se retome, sobre todo ahora que la crisis económica está haciendo mella en las dos naciones ibéricas, especialmente en Portugal donde se están llevando a cabo grandes recortes.

Además, la inauguración en febrero de 2009 del puente que une el municipio del Andévalo onubense de El Granado y el pueblo luso de Pomarao, cuestiona la conveniencia y viabilidad de conectar Sanlúcar y Alcoutim con otra pasarela cuando tan sólo una decena de kilómetros separarían sendos pasos fronterizos. Obstáculos que, sin embargo, no minan los deseos y la capacidad creativa de los vecinos de una y otra orilla para hallar una manera de estar más unidos.

Tirolina transfronteriza

Así, un ciudadano británico afincado en tierras onubenses asegura que los gobiernos español y portugués habían acogido “con gran interés” la idea de enlazar Sanlúcar y Alcoutim mediante una tirolina estática. David Jarman, amante de los deportes de aventura y promotor de este proyecto, sostiene que el proyecto es tan simple como efectivo. Y también barato, ya que supondría una inversión de tan sólo 250.000 euros.

“Consistiría en un cable de última generación que conectaría un monte cercano al castillo de Sanlúcar con una zona de la cala ribereña de Alcoutim. En tan sólo un minuto y a una velocidad de 75 kilómetros a la hora, cruzaríamos el río de una forma más segura que circulando por carretera”, explica.

Jarman defiende su tirolina transfronteriza aseverando que esta idea innovadora “puede dar más atractivo turístico a esta zona del Guadiana” y supondría, además, la creación de hasta cinco puestos de trabajo. Pero no es la única propuesta. También hay quien respalda la construcción de un teleférico con dos cabinas con capacidad para transportar a ocho personas cada una.

Con un fin eminentemente turístico, este proyecto tendría un coste de dos millones de euros que, a buen seguro, contaría con financiación de la Unión Europea al tratarse de un proyecto transfronterizo, defienden sus partidarios.

Para ubicar este teleférico se barajan tres opciones: conectar los castillos de ambas localidades, unir la fortaleza de Alcoutim con los molinos de viento de Sanlúcar o enlazar el fortín español con la Posada ubicada en la orilla lusa.

A la espera de que este proyecto sea el definitivo, los vecinos de uno y otro lado del Guadiana siguen empeñados en buscar una manera de solventar los 714 metros de agua que les separan. Los turistas, mientras tanto, pueden cruzar el río en una pequeña ‘patera’ por tan sólo una moneda de euro. Y otra para la vuelta.

Compartir.

1 comentario

  1. Si tambien pretenden cobrar peaje, como en la zona del Algarve, se deberá pensar si merece la pena hacer este esfuerzo con el país vecino.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies