La UCI del Infanta Elena implanta más de 70 marcapasos en el último año

0

nueva UCI Infanta Elena

Los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Infanta Elena de Huelva han implantado durante el último año más de 70 marcapasos a pacientes con determinadas patologías cardíacas, que han necesitado de este dispositivo eléctrico para sostener el ritmo y la frecuencia normales de los latidos de su corazón, monitorizando su actividad y desencadenando, si es necesario, impulsos eléctricos para mantenerla en los niveles adecuados.

Desde la unidad se mantiene también un seguimiento continuado de estos pacientes que requieren, al cabo de unos años, nuevas actuaciones para el recambio de este dispositivo, y que han generado, durante el último año, más de 600 consultas para valorar el estado del paciente y el funcionamiento de su corazón, gracias a la actuación de estos dispositivos que se implantan por parte de especialistas en Medicina Intensiva y en las instalaciones de la UCI, para garantizar las mayores garantías de seguridad y un control exhaustivo del estado del paciente mientras se procede a la realización de esta técnica.

Teniendo en cuenta las funciones que realizan, los marcapasos implantados pueden agruparse en los llamados DDDR, que estimulan y monitorizan el latido, procediendo si es necesario a la estimulación eléctrica, tanto de la aurícula como del ventrículo y que suponen un 35% del total; los llamados SSIR, que actúan sobre el ventrículo exclusivamente, o los VDDR, que monitorizan ambas partes del corazón estimulando exclusivamente el ventrículo y suponen el 48% del total de marcapasos implantados.

De esta forma, dichos dispositivos resuelven los problemas de sincronización entre la aurícula y el ventrículo en caso de mala comunicación, son capaces de modificar la frecuencia de los latidos para adecuarse a la actividad corporal del paciente, ayudan a evitar problemas de ritmo de la aurícula mediante sobreestimulación y mejoran, entre otros aspectos, la función de bombeo del corazón mediante una estimulación del ventrículo en caso de un mal funcionamiento.

Otras técnicas realizadas

Asimismo, desde la unidad se llevan a cabo también otras técnicas igualmente complejas como la cardioversión eléctrica, de la que se han llevado a cabo cerca de una veintena de intervenciones durante el último año por los profesionales del servicio. Se trata de un método para restablecer el rimo cardíaco utilizando una descarga eléctrica controlada o por medio de medicamentos, si es necesario, con el fin de devolver al paciente un ritmo sinusal adecuado. De esta forma, el choque eléctrico se sincroniza con la actividad del corazón, para activarlo de forma adecuada y puede ser realizada tanto de forma programada como en caso de urgencia si el paciente así lo requiere.

Los test de mesa basculante realizados, otra técnica diagnóstica también desarrollada por la unidad, han ascendido también en el último año a cerca de una veintena y se llevan a cabo para conocer la respuesta de tensión arterial y frecuencia cardíaca ante la inclinación, con el fin de ayudar a determinar el origen de un síncope cuya causa se desconoce.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies