Guillermo Sierra: “Da gusto poder decir adiós a mi carrera profesional de este modo”

0

Guillermo Sierra, capitán del PAN, en su despedida.

Tras el homenaje recibido en el Trofeo Ciudad de Moguer el capitán del Pedro Alonso Niño asegura que “aún tengo los nervios a flor de piel” y reconoce que “solté alguna lagrimita de emoción”. Se muestra “muy agradecido por que se recupere el trofeo para tener este detalle conmigo” y valora la retirada de su número y la aparición de su hermano José Manuel, que fueron “dos sorpresas muy grandes”.

“Da gusto poder decir adiós feliz, dejar una actividad a la que has dedicado tanto tiempo si puedes hacerlo con el corazón aún más grande que cuando empezaste, con muchos logros cosechados, sueños cumplidos, multitud de amigos, y pudiendo decir que hay gente que te ha ayudado y percibir que te desea lo mejor”. Así se siente Guillermo Sierra, que tras vivir el día de su homenaje comienza la andadura en su nueva vida, donde ha quedado anclado el recuerdo del profundo cariño que le profesa su pueblo y la afición del CB Pedro Alonso Niño, que le ovacionó en el Trofeo Ciudad de Moguer.

Abrumado aún al recordar lo vivido, siendo de una forma tan intensa el centro de atención, Sierra reconoció que “solté alguna lagrimita de emoción, pero no mucho más, porque mi retirada no se ha producido por una lesión o algo negativo, sino que ha sido premeditada y lo hago convencido. Fue espectacular, esperaba una detalle, una placa pero lo que sucedió pasó por encima de lo que pensé”.

Incontables llamadas

Un día después de aquello relata que “aún tengo los nervios a flor de piel, después de un día muy intenso, en el que el teléfono no ha parado de sonar, han llegado muchos mensajes y por internet en facebook también ha contactado conmigo mucha gente. La verdad es que mi retirada era una decisión tomada y la formar de cerrar mi carrera ha sido espectacular”.

Es por ello que no dudo en insistir que “tengo que dar las gracias a la directiva y a todo el mundo que ha participado en este homenaje y que ha asistido y me siento muy agradecido por que se recupere el trofeo para tener este detalle conmigo”, manifestó el capitán, que se quedó con dos momentos. “Es impresionante que retiren mi número y me sorprendió mucho, hasta más que viniera mi hermano porque no me lo esperaba para nada, aunque también fue estupendo verle y fueron dos sorpresas muy grandes”, afirmó.

Sierra, capitán del Pedro Alonso Niño de Moguer.

Haciendo algo de balance de su trayectoria, señaló que “25 años de balonmano teniendo en cuenta que tengo 31 años son bastantes. Afortunadamente me han respetado las lesiones y ha habido gente que aunque yo he puesto de mi parte para estar ahí ha apostado por mí y me ha ayudado mucho”. De este tiempo tiene claro cuáles han sido el punto más álgido y el más triste que ha vivido como jugador de balonmano. “Me quedo con el ascenso y la celebración con todo el pueblo y el peor momento fue el último partido que jugué en Gijón, un momento realmente muy duro”.

A pesar de que dice adiós Sierra sabe que tenía en su mano seguir si hubiera querido y comentó que “físicamente estoy bien y creo que podría haber aguantado un par de años, pero estoy saturado y era el momento”, incidió. No obstante, sus ganas de vivir el deporte no han desaparecido ni mucho menos y será activo practicante y expectante espectador. “El deporte es mi vida y seguiré haciendo atletismo a mi ritmo, jugando al pádel y al fútbol con los amigos y por supuesto seguiré disfrutando con el balonmano, iré a los partidos en casa y también a algún viaje”.

Nueva vida

Lo que sí deja claro es que no tiene en su mente ocupar cualquier cargo o puesto relacionado con el deporte. “Mi vida era jugar al balonmano y descarto ocupar otro puesto. Uno de los motivos de mi retirada es que junto a mi trabajo que me dejaba muy poco tiempo libre y me hacía falta dedicarle más tiempo a mi familia y tener algún fin de semana para hacer cosas”.

A los que todavía siente como compañeros aunque no estará con ellos en la pista les deseo lo mejor: el ascenso. “Espero que tengamos un buen año y algo más de suerte que la temporada pasada en el play off y podamos subir a la División de Honor Plata para disfrutar de balonmano de elite en Moguer. El equipo está haciendo la pretemporada y aún le queda mucho trabajo y cosas que mejorar, pero hay una buena plantilla, con seis o siete veteranos importantes y jóvenes con mucha calidad y ganas”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies