Dos nuevos valores de la tierra

0

Ale Zambrano y Javi Álamo ante el herculano Peña.

Es fácil en los mentideros futbolísticos hablar de apostar por la cantera y por la gente de la tierra pero no muchos entrenadores son capaces de apostar de verdad por futbolistas que salen desde pequeño de un club y que con tiempo, paciencia, mimo y mucho esfuerzo, terminan dando sus frutos. Álvaro Cervera es de esos entrenadores, que aunque no siempre los resultados le puedan acompañar, sí lleva estas ideas de cantera hasta sus últimas consecuencias, hasta el punto de que le está dando en este arranque liguero un gran protagonismo a jóvenes jugadores, que la temporada pasada estaban jugando con el filial en Tercera división y que sólo unos meses después están defendiendo en Segunda la camiseta del primer equipo del Decano. El sacrificio, la entrega, las ganas por triunfar y darlo todo y sobre todo la actitud, han hecho que jóvenes jugadores como Alejandro Zambrano, Álvaro Vega ó Ramón Arcas, hayan llamado la atención del técnico guineano del conjunto albiazul, hasta el punto de que no sólo cuenta con ellos para momentos puntuales, sino que se han convertido en titularísimos en este nuevo equipo, por delante de fichajes de mayor cuantía económica, que en condiciones normales deberían ser titulares, como son los casos de Héctor Font ó Soares por citar algunos.

La respuesta de chavales que apenas rozan la veintena de años no se ha hecho esperar con la confianza que ha depositado en ellos Cervera y lejos de ser ya una anécdota, los Zambrano, Arcas, Enrich, Vega, Javi Álamo ó Juan Villar, están llamados a ser futbolistas muy importantes en el nuevo proyecto deportivo del Decano.

Esta apuesta decidida por la juventud tiene aún un mayor valor si la mitad de esos futbolistas son criados en la tierra y formados en la cantera del Recreativo, como son los casos de Ale Zambrano, Álvaro Vega, Juan Villar ó Fidel. Los dos últimos ya lograron dar el salto a la primera plantilla la pasada temporada y sobre todo Villar está siguiendo una línea ascendente, hasta el punto de que puede jugar en ataque en distintas posiciones y se ha convertido en un futbolista muy importante para el Recreativo a pesar de tener sólo 23 años. Menos protagonismo está teniendo Fidel, tanto en la pasada campaña como en el inicio de la presente, pero el de Minas de Riotinto atesora una gran calidad y a poco que tenga continuidad y fé en su trabajo, está llamado a ser titular también en este equipo. Y junto a ellos, dos nuevos valores onubenses han ejercido con fuerza en el nuevo Recreativo; Ale Zambrano y Álvaro Vega. Los dos tienen 20 y los dos llevan desde pequeño peleando en los escalafones inferiores del Recreativo por llegar algún día al primer equipo, sueño que por fin para ellos se ha hecho realidad.

Ya en el último partido ante el Hércules, los dos rayaron a muy buen nivel y Cervera cuenta con los dos para la primera plantilla, a pesar de que actualmente tienen ficha del filial, situación que podría cambiar en breve porque si juegan cinco partidos con el primer equipo, automáticamente pasarían a formar parte del primer plantel y por lo tanto ya no regresarían al filial en Tercera división, como así va a suceder, ya que de los tres partidos de liga que se llevan disputados, ambos han jugado en los tres partidos. En una situación similar se encuentra el centrocampista murciano Ramón Arcas, este no producto de la cantera albiazul sino cántabra, pero que con sólo 20 años igualmente también se ha hecho con un hueco en el primer equipo, a pesar de que su ficha es igualmente del filial. El doble pivote Zambrano-Arcas en el Decano, con permiso de futbolistas más experimentados como Matamala, Álex Quillo, le asegura al Recreativo sacrificio, entrega y la última gota de sudor de unos jóvenes que no quieren desaprovechar la oportunidad que les está brindando el fútbol y la vida en este caso. Eso sí, este exceso de juventud también tiene sus inconvenientes, ya que de capacidad creativa el equipo sigue adoleciendo bastante y tendrán que ser otros futbolistas los que asuman esta responsabilidad.

Al menos, el recreativismo se puede sentir orgulloso de que desde hace dos años, sus instalaciones de la Ciudad Deportiva ya le han reportado excelentes beneficios deportivos con el salto al primer equipo de cuatro futbolistas de la tierra, dos por año y esta nueva trayectoria marcada, de momento no tiene marcada su final, ya que en el equipo filial, hay futbolistas que siguen pidiendo paso como Bonaque, Miguelito, Álvaro González y varios juveniles que dentro de pocos años bien podrían tener un sitio en la primera plantilla. El Recre ha cambiado su forma de trabajo y el tiempo, hasta el momento, le está dando la razón.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies