La Palma celebra la Fiesta del Vino con emoción, brillantez, solemnidad y llamadas al esfuerzo común para superar la crisis

0
Los protagonistas de la fiesta. De izquierda a derecha, Juan Carlos Lagares, Juan Ignacio Zoido, Teresa Pinto Alanís, Pedro Rodríguez, Miguel Durán y Mónica Dorado. (José Carlos Sánchez)

Los protagonistas de la fiesta. De izquierda a derecha, Juan Carlos Lagares, Juan Ignacio Zoido, Teresa Pinto Alanís, Pedro Rodríguez, Miguel Durán y Mónica Dorado. (José Carlos Sánchez)

La Fiesta de la Vendimia del Condado celebrada en La Palma ha superado el medio siglo de historia. Y lo ha hecho con la solemnidad que corresponde a una efeméride que marca el devenir de un acontecimiento que germinó en el inicio de los años 60. Y también con mucho sentimiento y emoción. En el multitudinario acto desarrollado este sábado por la noche en la plaza de España del municipio ha quedado patente la importancia de una celebración que en esta ocasión ha estado dedicada a las capitales andaluzas y que ha tenido presente en todo momento al destacado empresario y bodeguero palmerino José Luis Rubio Millán, recientemente fallecido.

A la fiesta han acudido relevantes personalidades de los ámbitos políticos, sociales, universitarios y culturales. Ha habido grandes gestos y momentos. Ha tenido lugar la coronación de la Reina, Teresa Pinto Alanís, que reconoció que ha visto hecho su sueño realidad. Ha nacido el vino. Se han nombrado Capataces de Honor a los alcaldes de Huelva y Sevilla. Ha ejercido el abogado y empresario Miguel Durán de mantenedor. Pero ante todo se han escuchado destacadas intervenciones. Ha sido una fiesta con mensaje, con contenido y con importantes anuncios, como el que durante si intervención hizo el alcalde y diputado nacional, Juan Carlos Lagares: que “en los próximos presupuestos propondrá una bonificación del impuesto para jubilados y familias numerosas con bajo nivel de rentas”.

Miguel Durán, tras finalizar su intervención como mantenedor del acto. (José Carlos Sánchez)

El alcalde incluyó en sus palabras una significativa referencia a la valentía de los vecinos de la ciudad condal. “Mi vida, directa o indirectamente, ha estado ligada a la vendimia, como ustedes saben mi abuelo fue capataz de una bodega palmerina y entre cepas y bodegas me enseñaron la importancia que tienen los valores del trabajo y el esfuerzo; aprendí que los palmerinos somos gente que sabemos salir hacia delante”, dijo el alcalde, para a continuación añadir que, a pesar del complicado momento que se sufre, no hay que dejarse llevar por “el derrotismo de esta profunda crisis que por cuarto año empobrece muy gravemente a muchos sectores”.

Juan Carlos Lagares, en el momento de coronar a la Reina de las fiestas, Teresa Pinto Alanís. (José Carlos Sánchez)

Juan Carlos Lagares reconoció que es consciente de que en estas circunstancias “animar a disfrutar de la feria pudiera resultar contraproducente”, pero que ante todo quería transmitir que “cualquier decisión o gestión será tomada desde la razón que impone la realidad; con disciplina y austeridad en aquellos actos que sean superfluos aún a costa de sacrificar los propios deseos”. Su objetivo lo expresó con rotundidad: “devolver la confianza y la ilusión”. “En esto me voy a centrar en esta nueva legislatura que acaba de empezar”, afirmó.

El alcalde y diputado nacional no eludió las grandes cuestiones que preocupan a la población y dijo que La Palma se halla “en mejor posición de salida que otros municipios de nuestro entorno” para afrontar el momento. “Hemos realizado las inversiones necesarias, hemos desarrollado suelo industrial y sobre todo hemos hecho los deberes y, hoy por hoy, puedo afirmar que todos los servicios públicos en La Palma funcionan con normalidad”, manifestó.

Momento en que Pedro Rodríguez, alcalde de Huelva, es nombrado Capataz de Honor. (José Carlos Sánchez)

Además dejó claras cuáles son las prioridades del Ayuntamiento: políticas sociales e igualdad de oportunidades. Y dentro de las primeras se encuentra el anuncio de bonificar los impuestos para ayudar a “las familias que lo pasan mal”. Asimismo destacó que “los jóvenes palmerinos pueden decir en sus universidades, en sus centros de formación profesional, que tienen garantizada su primera experiencia profesional con el programa de becarios en el Ayuntamiento y próximamente con el programa de prácticas en empresas”, y que, dado que “el empleo es un derecho”, la nueva bolsa de trabajo municipal establecerá que “cualquier palmerino pueda acceder a las vacantes municipales en igualdad de oportunidades, bajo los criterios de objetividad, transparencia y mérito”.

También se refirió a los Capataces de Honor. Del alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, manifestó que “ha conseguido la capitalidad real de la provincia impulsando un onubensismo y una transformación de la ciudad sin precedentes en su historia”. “En La Palma nos sentimos orgullosos de nuestra capital, Huelva”, proclamó. Y del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que “su humanidad lo ha convertido en alcalde de Sevilla”, que en sólo cuatro meses ha logrado que la capital andaluza vuelva a lucir y que “representa el cambio político necesario en Andalucía”. Y del mantenedor, el abogado y empresario Miguel Durán, que ha logrado todos los objetivos que se ha propuesto en la vida.

Entrada de la Reina de las fiestas, Teresa Pinto Alanís. (José Carlos Sánchez)

Pedro Rodríguez, tras ser nombrado Capataz de Honor, agradeció la distinción y aseguró que “esta Huelva, con su historia a rastras, abraza hoy a La Palma del Condado como una madre que arrulla a su hijo; Huelva, como capital más real que nunca, lidera y enfila la proa de la provincia hacia el progreso y el bienestar, un progreso al que ha contribuido de manera decidida este pueblo tan cargado de historia”. “Querido Juan Carlos, querido alcalde de La Palma -dijo Pedro Rodríguez-, gracias por el honor que me has hecho y por el que le haces a la capital de Huelva. Venir a La Palma es una oportunidad de descubrir la espectacular transformación de este pueblo. Venir a La Palma es una alegría por encontrarme con unas gentes acogedoras y emprendedoras que saben que el progreso pasa por el esfuerzo y por el trabajo. Venir a La Palma es venir a un pueblo señor y fiel a sus tradiciones de cruces y cofradías, de nombres ilustres y de apellidos que transcendieron la simple cronología”, sentenció.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, también agradeció la distinción en nombre de Sevilla. En su intervención recordó a dos personas: José Luis Rubio, como todos quienes subieron al escenario, y al magistrado Manuel Teba Pinto, la persona que lo guió en sus primeros pasos como jurista y palmerino de los pies a la cabeza. Zoido reconoció que había visitado con frecuencia La Palma, pero que a partir de ahora, además de alcalde de Sevilla será permanente embajador de La Palma. “No se puede entender La Palma sin Sevilla, ni Huelva sin La Palma y Sevilla”, aseguró. Es más, se mostró convencido de que, ya que hay palmerinos en todos los rincones de Andalucía, La Palma se debe convertir en la novena capital de esta Comunidad.

El mantenedor, Miguel Durán, que estuvo al frente de la ONCE, de Telecinco y de Onda Cero en sus periodos de mayor expansión, tuvo una intervención que arrancó muchos aplausos y risas. Se metió al respetable en el bolsillo desde el minuto número uno. Fue divertido y ocurrente. Concretamente dijo que si estaba especialmente locuaz era porque después de la comida se había tomado una copa de Luis Felipe. Pero al mismo tiempo resultó tremendamente comprometido con los tiempos que corren. Pidió esfuerzo y sacrifio a todos para salir de la crisis. Y lo hizo después de haberse confesado profundamente creyente en Dios y profundamente pecador. Tras lo cual afirmó que más peligroso que la crisis económica era la crisis de valores. Su objetivo actual sigue siendo el mismo de siempre: ser útil a los demás.

Actuación de la compañía de danza vertical B612 sobre la torre de la iglesia de San Juan Bautista. (José Carlos Sánchez)

Las ocho capitales andaluzas estuvieron presentes en todo momento durante el desarrollo de un acto que a nivel artístico también levantó grandes aplausos en la concurrida plaza de España. De hecho, la organización funcionó a la perfección. Hubo ovaciones para la cantante Mari Ángeles Marín y para el dúo Makarines. Pero sobre todo lo que causó gran sorprensa y levantó una enorme expectación fueron los danzantes de la compañía B612, que desplegaron su arte sobre la pared de la torre de la iglesia de San Juan Bautista. La combinación desplegada resultó un gran éxito.

La Fiesta de la Vendimia tiene lugar en el marco de la Real Feria de La Palma del Condado, una de las más antiguas -data de 1398- y emblemáticas de Andalucía, que dio comienzo de forma multitudinaria en la noche del pasado jueves y que se prolongará hasta el lunes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies